Senado aprueba proyecto que garantiza servicios de salud a menores con cáncer

234

En Comisión VII de Senado fue aprobado el Proyecto de Ley que busca establecer medidas para proteger el acceso oportuno en salud a los niños, niñas y adolescentes con diagnóstico o indicios de cáncer. No obstante, aún le falta a este proyecto un debate para ser Ley de la República, responsabilidad que debe ser asumida por la plenaria de Senado.

De acuerdo con cifras de la Defensoría del Pueblo, solo el 40% de los niños vive más de 5 años luego de ser diagnosticados, y estas son razones suficientes para trabajar con el fin que esta enfermedad deje de ser la segunda causa de mortalidad infantil en Colombia.

Así mismo, el Ministerio de Salud afirma que, anualmente, se diagnostican en promedio 1.445 nuevos casos de cáncer en menores de 18 años. 500 menores mueren anualmente por esta enfermedad, siendo las principales causas la leucemia, los tumores malignos en el sistema nervioso central y los linfomas.

La Ley Jacobo, busca que la atención integral de los niños, niñas y adolescentes con patologías cancerígenas sea prioritaria y continuada para garantizar el acceso óptimo a los servicios de salud. Además, se busca que las clínicas y hospitales que atiendan a estos menores priorice el pago de todos los servicios prestados como tratamientos e intervenciones, haciendo que cada menor reciba de manera ininterrumpida su tratamiento.

La Representante Ángela Sánchez Leal, autora de la iniciativa, resalta que “este proyecto ayudará a los menores que cada año son diagnosticados con cáncer en el país. Son miles de familias que afrontan esta enfermedad, y el sistema de salud ha sido lento en garantizar la prestación de sus servicios para ellos, las demoras y falencias del sistema no pueden agravar las consecuencias de esta enfermedad”.

Así mismo, la Representante aseguró que la eliminación de las autorizaciones medicas llevaran a que las familias no ocupen su tiempo en la búsqueda de estas por cada servicio médico requerido, si no que por el contrario, se empleen en el cuidado del menor, lo que mejorará notablemente la calidad de vida.

Bogotá (Colprensa).

También podría gustarte