Más de un mes de protestas contra el régimen en Irak

307

El 1 de octubre, más de 1.000 manifestantes se congregaron en Bagdad y en varias ciudades del sur para protestar contra la corrupción, el desempleo y la decadencia de los servicios públicos. 

El movimiento de protestas contra el gobierno iraquí iniciado el 1 de octubre continúa pese a la represión y la muerte de unas 270 personas, en su mayoría manifestantes.

Estas son las principales etapas del movimiento:

– Redes sociales – El 1 de octubre, más de 1.000 manifestantes se congregaron en Bagdad y en varias ciudades del sur para protestar contra la corrupción, el desempleo y la decadencia de los servicios públicos.

Fueron convocadas con mensajes en las redes sociales. Las manifestaciones fueron dispersadas con cañones de agua, granadas lacrimógenas y balas de goma. Más tarde se escucharon tiros en la capital.

Al día siguiente las autoridades cerraron la Zona Verde de Bagdad, donde se encuentran las principales instituciones del país y la embajada de Estados Unidos. Se decretó un toque de queda en la capital y en varias ciudades del sur.

– Batalla campal -El 3 de octubre, en Bagdad, los blindados de las fuerzas especiales entraron en acción para repeler a la multitud, y las fuerzas de seguridad dispararon al suelo pero las balas rebotaron en los manifestantes.

Se cortó internet en gran parte del país.

Las fuerzas de seguridad acusaron a “francotiradores no identificados” de haber disparado contra manifestantes y policías en Bagdad.

El influyente líder chiita Moqtada Sadr, quien había pedido a sus partidarios que organizaran “sentadas pacíficas”, llamó al gobierno a dimitir y pidió “elecciones anticipadas bajo la supervisión de la ONU”.

El 6, el gobierno anunció medidas sociales, que van desde asistencia para la vivienda a subsidios para jóvenes desempleados.

– “Uso excesivo de la fuerza” -El 7, el ejército admitió un “uso excesivo de la fuerza” durante los enfrentamientos con los manifestantes en el bastión chiita de Sadr City, en Bagdad.

La coalición paramilitar Hashd al Shaabi, dominada por las milicias chiitas proiraníes y ahora integrada en gran medida en las tropas regulares, afirmó estar preparada para intervenir con el fin de evitar un “golpe de Estado o una rebelión” si el gobierno se lo ordenaba.

BAGDAD AFP

También podría gustarte