Ministro de Defensa ´debilitado´ enfrenta a moción de censura

613

 No hay duda que los días que vive por estas semanas Guillermo Botero Nieto, el ministro de Defensa, son los más difíciles de los que ha correspondido sortear en los casi 15 meses que lleva en el gabinete del presidente Iván Duque.

Acciones muy complejas en el orden público que han llevado al aumento de muertes de indígenas, líderes sociales y hasta de miembros de la fuerza pública; denuncias de los llamados falsos positivos en donde él, por ser la cabeza de ese sector, debe salir a responder y cuando lo ha hecho han quedado más dudas que certidumbres.

Estos son tan sólo algunos momentos que hoy tienen por segunda vez al ministro Botero sentado en el ‘banquillo’ de los acusados en el Senado de la República, pendiente de la segunda moción de censura que enfrenta en los últimos seis meses.

Ayer martes, luego de una espera de más de dos horas, la moción se dio en la plenaria del Senado, en donde las posiciones están concretas. Que dé el paso al costado y así acepte su fracaso en el cargo, pero también evitar que sea el primer ministro que caiga en un juicio político en el Congreso.

Una voz en ese sentido la plantea el conservador Juan Diego Gómez, quien considera que Botero no puede aguantar más y se debe ir. “Deberíamos aplicar la responsabilidad política y si bien es cierto que quienes hacemos parte de la bancada de gobierno consideramos que el camino no es la moción de censura, en mi caso sí creo que debe dar un paso al costado”, sostiene el congresista antioqueño.

Considera, además, que “no hay que esperar una moción de censura que lo saque del cargo, debe dar un paso al costado voluntariamente y permitir que el Gobierno avance en su estrategia de seguridad y en la política social que se ha planteado para el país”.

Quienes sí están seguros de que la salida es la moción de censura es el Partido Liberal, el cual en su bancada en cabeza de su jefe único, el expresidente César Gaviria Trujillo, anunciaron éste martes que votarán de forma positiva la moción.

Desde otro partido de gobierno, La U, el senador Armando Benedetti sostiene que ese relevo en el gabinete de Iván Duque está en mora de darse. “Yo también creo que debe renunciar, porque le está haciendo mucho daño al presidente Duque, al presidente Uribe y, sobre todo, le está haciendo daño irreparable a la Fuerza Pública”, sostiene.

Sin embargo, Benedetti sostiene que si Botero llega a la votación lo va a hacer de manera positiva. “Voy a votar a favor de la moción de censura, porque en el caso de Dimar Torres quedó demostrado que hubo un plan macabro para asesinarlo y cada vez que el ministro responde a alguna cosa que pasa, se parece al Chavo del 8”, manifiesta.

La senadora del Partido Verde Angélica Lozano, ve claro que a Botero sólo le queda renunciar o someterse a la moción. “El Partido Verde le pide al ministro que renuncie o que nos dé la oportunidad de estrenar la moción de censura. Es una persona incompetente para el cargo, nunca debió ser nombrado, sabrá mucho de tiendas y tenderos, pero la seguridad le quedó grande. El presidente Duque está suicidándose al mostrar que ni siquiera puede remover a un ministro que le quedó grande el cargo”.

Desde el Centro Democrático, el partido de gobierno, salieron en defensa de Guillermo Botero. El senador valluno, John Harold Suárez, es claro en defender que se mantenga Botero. “No es el ministro Botero como tal, cualquier ministro que se hubiese nombrado recibiendo un país con ese desorden social que produjo en ocho años el gobierno de Juan Manuel Santos podía tener la misma suerte, pero acá tenemos una situación de cambio, de ir disminuyendo los cultivos ilícitos, combatir la minería ilegal, hoy el presidente Duque ha logrado realzar estos indicadores en poco más de catorce meses”.

LOS PUNTOS DÉBILES

El ministro de Defensa, Guillermo Botero Nieto, enfrenta su segunda moción de censura este año. En la primera salió bien librado y tuvo como eje central el caso del crimen de Dimar Torres, el excombatiente de las Farc asesinado a manos de integrantes del Ejército.

Los giros en las respuestas del jefe de la cartera lo pusieron ante el Congreso a dar explicaciones. Esta vez el caso de Torres también se tocará, debido a que aparecieron nuevos elementos en la investigación y aunque Botero Nieto ha insistido que el expediente está en manos de la Fiscalía, poco ha dicho sobre el actuar de la tropa en este caso.

El de Torres no es el único tema por el que se convocó a esta segunda moción. El aumento en la cantidad de homicidios en el país y de hurtos en varias de sus modalidades (personas, comercio, viviendas), lo que ha contribuido, a consideración de los citantes, al deterioro de la seguridad nacional.

La presentación de las famosas fotos ante organismos internacionales con las que pretendían denunciar la presencia de grupos armados en Venezuela y que resultaron ser imágenes de un contexto diferente será otro asunto sobre el que versará la deliberación, ya que puso en entredicho el Comando de Inteligencia de las Fuerzas Militares.

También la situación en el Cauca, con el agravante de la situación de orden público de las últimas semanas, será uno de los puntos más álgidos a los que tendrá que responder Botero Nieto.

Al cierre de esta información apenas comenzaba en la plenaria el debate de la moción de censura.

También podría gustarte