El guardián de la música antigua llega a Colombia

339
Para conmemorar el vigésimo quinto aniversario de la grabación de la banda sonora de la película ‘Todas las mañanas del mundo’, de Alain Corneau, el español Jordi Savall quiso hacer un homenaje al director y a los músicos del Gran Siglo Francés, el cual se verá este sábado, 9 de noviembre, en el escenario del Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo de Bogotá.

El objetivo será transportar al público a revivir la historia de Sainte-Colombe, a través de piezas escritas que llenaron de nostalgia y luminosidad los fotogramas cinematográficos de la producción de Corneau, que está inspirada en el libro homónimo de Pascal Quignard.

De la mano de Savall, y con la música de Marin Marais y François Couperin, esta cinta mostró el virtuosismo y profundidad de la interpretación de la viola de gamba. Además, fue galardonada con ocho Premios César, los Óscar del cine francés, entre los que se destaca el de mejor banda sonora.

Jordi Savall ha construido un legado dedicado a la investigación de la música antigua. Sus actividades como concertista, pedagogo, investigador y creador de nuevos proyectos lo sitúan entre los principales artífices del fenómeno de revalorización de la música histórica.

A través de sus interpretaciones, Savall transforma la música en un instrumento de mediación para generar paz entre pueblos y culturas diferentes, y el entendimiento. Gracias a eso en 2008 fue nombrado Embajador de la Unión Europea para el diálogo intercultural, y fue designado, con Montserrat Figueras, cantante lírica española, Artistas por la Paz dentro del programa Embajadores de buena voluntad de la Unesco.

Junto a Figueras creó los grupos musicales Hespèrion XXI, La Capella Reial de Catalunya y Le Concert des Nations. A lo largo de su carrera ha grabado y editado más de 230 discos de repertorios de música medieval, renacentista, barroca y del clasicismo con especial atención al patrimonio musical hispánico y mediterráneo; una producción merecedora de múltiples distinciones, como los premios Midem, International Classical Music y Grammy.

Ha recibido las más altas distinciones nacionales e internacionales; entre ellas, el título de doctor honoris causa por las universidades de Évora (Portugal), Barcelona (Cataluña), Lovaina (Bélgica) y Basilea (Suiza), la insignia de Caballero de la Legión de Honor de la República Francesa, el Premio Internacional de Música por la Paz del Ministerio de Cultura y Ciencia de Baja Sajonia, la Medalla de Oro de la Generalitat de Cataluña y el prestigioso premio Leoni Sonning, considerado el premio Nobel de la música.

BOGOTÁ, (Colprensa).

También podría gustarte