En medio de la inconformidad los vendedores aceptaron reubicarse

623

Es evidente  las notables molestias, los 20 vendedores de jugos tradicionales iniciaron la adecuación del espacio en el que inicialmente hasta marzo del 2020 deberán ocupar en tanto culminan las obras de remodelación del Teatro Santa Marta.

Entre la inconformidad por cómo se desarrolló el operativo que los trasladó hasta su “nuevo hogar” por los próximos 6 meses, se encuentran los vendedores de los tradicionales jugos de la calle 16, que durante los últimos 20 e incluso 30 años se encontraba agolpados al lado del Teatro Santa Marta.

Tras dos días de casi no poder laborar por toda la operatividad desarrollada, este miércoles desde tempranas horas de la mañana los más de 20 comerciantes algunos propietarios de los puestos de ventas informales, iniciaron el reasentamiento y la adecuación de cada uno de los puntos en los que fueron reubicados por la administración distrital.

El inconformismo general de los vendedores es inocultable no solo en los rostros de estos, sino también en el sentir general del espacio, al que durante el primer día en su nuevo punto según lo manifestado son pocas las personas que han acudido a comprar su productos por la costumbre de siempre estar a unos cuantos metros de la carrera quinta, y no como ahora a una cuadra y media.

“Nos sentimos un poco inconformes con esa reubicación porque ellos como administración uno evidencia ahora que no se cumplieron los procedimientos para reubicarnos, porque no están las condiciones dadas en este punto (…) eso fue en atropello todo lo que pasó” aseguró Alfonso Jiménez.

 Para los comerciantes aun así exista la molestia por cómo se desarrolló todo que incluso causó que daños en algunos elementos al momento de ser retirados por parte de miembros de la Udep, ellos deben continuar con la venta de sus productos para poder subsistir.

Frente a la atención de las peticiones para adecuar el sitio Jiménez manifestó que si bien se cumplió con este punto no se logró de la mejor manera, puesto que solo se habilitó un punto de agua el cual cuando fueron abastecerse este no suministraba liquido, así como aun continúan las labores del canal de desagüe que tras ya más de 24 horas de haber sido reubicados aun no estaba funcionando.

 “El techo no lo ubicaron acá en donde nos mandaron, dejaron todas las cosas botadas ahí al lado, no se cumplieron las condiciones mínimas para nosotros poder trabajar a partir de ahora” precisó el comerciante quien señaló que lo único que queda es continuar con sus vidas en este nuevo punto.

ESPEREMOS QUE LA GENTE VENGA A COMPRAR:

Quizás una de las molestias principales y que ha sido de igual forma una preocupación latente de los vendedores de jugos ha sido que ahora las personas no acudan al nuevo punto tanto por falta de conocimiento como por pereza al tener que caminar algunos metros de más para poder comprar los tradicionales jugos y fritos.

 “Este espacio es muy incómodo para atender la gente que entre otras esperamos que venga porque si no vienen no vendemos y eso nos preocupa (…) la calle es muy angosta para vender, pero nos toca acostumbrarnos así como las personas que compraban sus jugos y que ahora tienen que caminar más metros, esperemos que con el tiempo regresen a comprarnos” manifestó Granadino Pérez.

DESPEJADO Y ENCERRADO:

De forma inmediata luego de la reubicación, personal contratista de la empresa a cargo de las obras de restauración del Teatro Santa Marta iniciaron el cerramiento de la zona no solo para evitar que personas aprovechen y se apropien del sitio, sino también para adecuar la zona en la cual se estarán desarrollando labores de construcción por los próximos meses y que a fin de cuentas, es la razón de la reubicación temporal de los comerciantes de jugos.

Con placas de metal ubicadas a los largo de la zona donde estaban ubicados los vendedores y que constituye la zona de parqueo del Teatro Santa Marta se hizo el respectivo cerramiento que a partir de la fecha estará custodiado por personal de vigilancia contratado por la empresa contratista del Teatro Santa Marta, quien en mesas de concertación manifestó la necesidad de trasladar a los comerciantes de jugos.

 Aunque inicialmente se había manifestado que los comerciantes de la jornada nocturna podrían vender en la zona, entre los compromisos finales logrados se acordó trasladarlos a todos quedando despejado en un 100% el sitio ubicado en el costado izquierdo del Teatro Santa Marta.

¿MEDIDA TRANSITORIA?:

Si bien la Secretaría de Gobierno manifestó ayer a través de un comunicado de prensa que esta reubicación responde solo a una medida temporal y que tendrá vigencia hasta el próximo 3 de marzo del 2020 como quedó manifestado a través de la Resolución  No. 032 del 23 de octubre del 2019, los comerciantes esperan que sea realmente una decisión transitoria y no de carácter permanente.

“Nosotros queremos que pase ya el tiempo, el día que se acaba esto nos verán armando las cosas para salir y que la nueva administración nos reubique en el punto que designe y que cumple con todo, porque aquí este lugar no es para uno estar permanentemente” señaló Granadino Pérez González, otro de los comerciantes de la zona.

La reubicación se llevó  a cabo con el propósito de continuar con la ejecución de las obras del Teatro Santa Marta,  para efectos de realizar todas las obras pertinentes de sanitarios, hidráulicos y demás  que se requiere, que según indicó el Distrito es el resultado de mesas de trabajo con las asociaciones de los vendedores ambulantes y semi estacionarios del Centro, Sintracomer y Acoinmag.

También podría gustarte