Restitución de Tierras exaltó historias de vida de mujeres rurales en el Magdalena

511

En el corregimiento de Minca, la Unidad de Restitución de Tierras realizó un evento con 30 mujeres del Magdalena para exaltar sus historias de vida en el marco de la celebración de la mujer rural.

La Unidad de Restitución de Tierras con la presencia del director territorial de Magdalena Martín Gutiérrez se llevó a cabo en el corregimiento de Minca la celebración de la mujer rural un espacio donde beneficiarias de los municipios de Ciénaga, Oceanía y Zona Bananera se reunieron para contar sus experiencias y expectativas frente al proceso de restitución teniendo presente que el 60% de las participantes apenas está en la fase inicial de sus proyectos productivos.

A través de un diálogo dirigido por el director Martín Gutiérrez, parte del equipo social de la territorial y las mujeres beneficiarias de la vereda La Secreta en Ciénaga Magdalena se construyeron algunas memorias sobre lecciones aprendidas del proceso de restitución, los avances obtenidos por parte de mujeres en temas de asociatividad y comercialización de productos tales como miel y café.

Las mujeres provenientes de Ciénaga invitaron al resto de las asistentes a confiar en el proceso, a seguir construyendo sus sueños, a liderar sus cosechas y a trabajar de manera asociada para obtener mejores resultados a la hora de comercializar sus productos.

El director y las mujeres asistentes construyeron con apoyo de una chef la receta de los Frutos del Magdalena, receta a la que llamaron ‘cerdo con dulces sabores amarillos y un toque de picante’ un producto que cocinaron con el fruto de sus proyectos productivos el sabor y el color de la costa.

Además, durante el día de la Mujer Rural las 30 mujeres que participaron en la actividad plasmaron sus manos como símbolo de las huellas que las mujeres rurales han dejado en la historia del país y con este acto además reconocieron lo orgullosas que se siente de ser mujeres rurales y aportar con el fruto de su trabajo a la economía de sus familias y sus comunidades.

En el encuentro celebraron el cumpleaños de dos de las asistentes  deseándoles los mejores deseos y celebraron la vida a través de cantos y sonrisas, las cumpleañeras pidieron deseos y manifestaron la felicidad de poder celebrar su cumpleaños en compañía de otras mujeres que como ellas padecieron en algún momento el dolor de la violencia y hoy celebran el regreso a sus tierras.

También podría gustarte