Periodista Eduardo Manzano detalló amenazas en su contra de disidencias de las Farc

281

La grave situación en el Cauca parece no mejorar. Dos periodistas caleños tuvieron que salir del país ante las constantes intimidaciones que recibieron de parte de las disidencias de las Farc luego de un trabajo periodístico que realizaron sobre los cortes de energía en los cultivos ilícitos que hay en el corregimiento de Tacueyó, en Cauca.

Eduardo Manzano, periodista de Noticias Caracol, fue uno de los afectados y contó a LA FM que se vio obligado a salir del país con su familia ante las amenazas de muerte que recibió por parte de grupos al margen de la ley.

Relató que tanto él como su camarógrafo Alexander Cárdenas recibieron decenas de mensajes de texto firmados aparentemente por disidencias de las Farc desde finales de junio, por lo que ambos se tomaron una licencia creyendo que eso apaciguaría las amenazas.

Pero la situación empeoró a finales de octubre luego que una motocicleta se le atravesó a su vehículo. “Pensé que ya se había enfriado el tema, pero el incidente del 27 de octubre luego de dejar a mi hijo donde un familiar cerca de donde vivo, me hace pensar que no”, expresó.

Detalló que luego de dejar a su hijo, se subió a su vehículo y “me intentan atravesar una moto, me intimidan y veo algo parecido a lo creo que eran armas de fuego, y mi reacción inmediata fue acelerar el carro y tratar de huir. Llegué al CAI de la Policía donde me recibieron y me acompañaron hasta la casa”.

Manzano dijo que fue tal el pánico y sentir que ya su familia estaba en riesgo, que toma la decisión de salir del país “porque no encontré ningún respaldo ni garantía”.

Todo comenzó el pasado 27 de junio cuando viajó al corregimiento de Tacueyó, municipio de Toribío, a realizar un reportaje de los cortes de energía ilegal como lo había ordenado la Fiscalía.

Al llegar a la zona dice que se reunió con la guardia indígena, que les prestó acompañamiento, pero desde allí vio algo extraño.

“Cuando nos íbamos a subir al carro ellos (indígenas) iban en moto, y vimos que a unos 70 metros de donde estaban los vehículos habían hombres en moto con carrieles, no tenían aspecto indígena sino del interior del país y estaban allí hablando por teléfono y uno de los indígenas me dijo ellos son los que cuidan los cultivos”, indicó.

“Le dije sigan no hay problema y nos fuimos a Tacueyó, en esa zona no hay Ejército ni Policía y la gente está a merced de grupos al margen de la ley. Cundo salía al aire, los guardias indígenas se asustaron y me dejaron solo, eramos cinco personas, nosotros más el conductor y dos personas más”, agregó.

Cuando salió del lugar, dijo que el guardia indígenas le escribió por Whatsapp para mostrarle un panfleto que habían repartido Los Pelusos, donde amenazaban a los indígenas de Toribio y Tacueyó por al parecer haber permitido dicha grabación.

Fuente: LA FM

También podría gustarte