“Yo soy un milagro”, dice  Natalia Ponce De León

309

Natalia Ponce De León, víctima de violencia de género, estuvo en la Universidad ‘Sergio Arboleda’ durante la Semana Cultura ‘Rodrigo Noguera Laborde’ de la Institución.

 

En medio de la Semana Cultural ‘Rodrigo Noguera Laborde’ de la Universidad Sergio Arboleda, Seccional Santa Marta’, los asistentes escucharon las reflexiones de una de las invitadas especiales, Natalia Ponce De León, víctima de violencia de género, atacada con ácido en el año 2014, quien participó con la intervención “El poder de la mente y el amor propio”.

La joven mostró a la Comunidad Sergista su experiencia de vida e invitó a los asistentes a vivir una llena de valores y amor propio.

Ponce afirmó en diferentes ocasiones que su vida y su evolución es un milagro, sin embargo su lucha se dio gracias al amor de su familia y amigos.

 Mediante su conferencia, Natalia Ponce expresó que Colombia es el país, a nivel internacional, con más ataques con ácido, y evidenció algunas cifras relevantes sosteniendo que “este año, a corte agosto, van 60 casos reportados de víctimas atacadas con ácido, una alarmante cifra. Para condenar a quienes cometan este delito se creó la Ley 1773 que fija pena de más de 30 años de prisión. Aunque aún no hay personas judicializadas, debemos ser pacientes, sabemos que la implementación de la Ley conllevará tiempo”.

De igual manera, se refirió a la Fundación ‘Natalia Ponce De León’, destacándola como uno de sus logros más satisfactorios, creada con el objetivo de defender, promover y proteger los derechos humanos de las personas víctimas de ataques con químicos.

El mensaje de Natalia a la mujeres violentadas, pese a los sucesos vividos, fue a quitarse las máscaras, a dejar de ser violentadas, a denunciar y no temer ante el morbo de la sociedad y los medios de comunicación.

La Universidad Sergio Arboleda, a través de su Departamento de Bienestar Universitario, se complace en invitar a conferencistas e invitados especiales que con sus palabras y actos, logren contagiar de respeto y amor los corazones de los Sergistas.

También podría gustarte