Así sería la regulación nacional del vapeo y cigarrillos electrónicos

318

“Los productos sucedáneos o imitadores del tabaco, los que tienen nicotina y los que no, así como los que calientan tabaco, tienen que ser regulados, y tiene que ser pronto. Aquí no cabe espacio para otras opciones como solo hacer pedagogía o depender de la autorregulación”.
Con esa afirmación, el ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, marcó el punto de partida para regular en el país los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (Sean), los Sistemas Similares Sin Nicotina (SSSN) y los calentadores de tabaco, popularmente conocidos como vapeadores o cigarrillos electrónicos.

Su declaración, que se enmarca dentro del fuerte tono que, a partir de la evidencia, ha adquirido el ministerio para calificar como nocivos estos dispositivos que llevan pocos años en el mercado, se dio este miércoles en una audiencia pública en la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes, donde se recibieron conceptos sobre dos proyectos de ley que buscan ponerle normas al uso de estos productos.

También podría gustarte