Bolivia expulsa a todos los diplomáticos venezolanos

574

Bolivia expulsará a todos los funcionarios de la embajada de Venezuela en La Paz, debido a la “violación de normas diplomáticas”, por supuestamente inmiscuirse en asuntos internos, anunció la canciller del gobierno interino, Karen Longaric.

“Se les dará un plazo para que abandone el país, por haberse involucrado en asuntos internos del Estado, a todo el personal diplomático de la embajada de Venezuela en Bolivia que representa al gobierno del señor (Nicolás) Maduro”, dijo la jefa de la diplomacia boliviana.

Longaric precisó que “esos funcionarios diplomáticos han violado normas de la diplomacia y se los declara persona no grata”, y adelantó que tomarán otras medidas “en las próximas horas”.

“Por supuesto que se van a romper relaciones con Maduro; reconocemos una Venezuela democrática”, declaró la funcionaria, después de que el gobierno de Jeanine Áñez reconociera el jueves al líder opositor Juan Guaidó como presidente de Venezuela.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, acusó a “venezolanos y cubanos” de participar en labores políticas contra la administración de Áñez.

En tanto, la Policía informó este viernes la detención de nueve venezolanos, a quienes acusó de posesión de armas, con los mismos fines políticos.

Longaric dijo que son “venezolanos vinculados a la embajada de Venezuela que han incurrido en actos reñidos con la ley, y estaban atentado contra la seguridad interna de Bolivia”.

La nueva diplomacia boliviana está dando un giro de 180 grados a la establecida por Morales desde su llegada al poder en 2006. El exgobernante, asilado en México desde el martes, mantuvo estrechos lazos con Venezuela y Cuba y una abierta crítica a Estados Unidos.

GRUPOS TERRORISTAS

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, denunció la aparición en su país “grupos subversivos armados” de extranjeros y bolivianos y anunció que adoptará las medidas que le permita la ley para contrarrestarlos.

“Hemos identificado grupos subversivos armados, conformados por súbditos extranjeros y compatriotas en conflicto”, afirmó la mandataria en una declaración en el presidencial Palacio Quemado, en la que apareció flanqueada por jefes militares.

Una de las primeras acciones de ese grupo -aseguró- es bloquear la distribución de gas licuado de petróleo en bombonas y el sumnistro de gasolina a las bombas mediante cortes en la planta de Senkata, en El Alto, ciudad vecina de La Paz.

Según la mandataria, esos grupos planean afectar ductos de distribución de gas natural e incluso utilizar “explosivos para destruir totalmente plantas estratégicas de hidrocarburos, como la de Senkata”. La misma táctica se está registrando en otras ciudades del país, afirmó Áñez.

“No vamos a permitir que extranjeros armados transgredan” la ley, añadió la presidente interina, quien dijo que las autoridades van a “recurrir a mecanismos” legales.

El ministro de Defensa, Fernando López, dijo a la vez que hay tres lugares de conflicto en el país, considerados como zonas rojas: El Alto (La Paz), el Chapare (centro del país) y el norte de la ciudad de Santa Cruz (este).

“Estamos haciendo todo lo que las Fuerzas Armadas deben hacer, la Policía y las Fuerzas Armadas están al 100 por ciento coordinadas”, informó.

El ministro de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, informó más temprano de la detención de nueve venezolanos, a quienes acusó de estar involucrados en labores de desestabilización.

La convulsión no ha cedido en Bolivia desde las elecciones del 20 de octubre, tras denuncias de que la victoria de Evo Morales, asilado en México, fue el resultado del fraude. Las primeras protestas fueron protagonizados por opositores a Morales, pero ahora son los partidarios del expresidente quienes se manifiestan contra Áñez.

Los disturbios han dejado 10 muertos y más de 400 heridos, según datos de la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo.

 LA PAZ AFP

También podría gustarte