El mal tiempo no da tregua a Venecia

496

Los 50.000 habitantes del casco histórico temen ahora que el fenómeno del “acqua alta” sea más frecuente ya que ha aumentado en los últimos años debido al cambio climático y el calentamiento del mar Adrático, según los expertos.

El mal tiempo no da tregua a Venecia y se temen nuevas mareas altas después de la registrada el viernes y que obligó a cerrar por varias horas la plaza de San Marcos devastada por la excepcional inundación de hace tres días.

“Me veo forzado a cerrar la plaza de San Marcos para proteger a los ciudadanos de riesgos sanitarios… Un desastre”, anunció el alcalde Luigi Brugnaro, quien autorizó el tránsito al mitad de la tarde.

No se registraban picos consecutivos tan altos de mareas altas desde 1782, por lo que las sirenas siguen sonando tres días después de las inundaciones que provocaron graves daños materiales a la ciudad y que obligaron al gobierno a declarar el estado de emergencia.

Según el centro de monitoreo de las mareas, hacia las 11H20 local (10H20 GMT) se registró un pico de 154 centímetros, más alto del calculado, pero más bajo de los 160 centímetros temidos en la mañana.

Las sirenas comenzaron a sonar hacia las 06H50 y el cielo estaba plomizo y soplaba un fuerte viento que con las horas se calmó.

La marea comenzó a bajar a mediados de la tarde, según informaron las unidades de control en mar abierto y el servicio de transporte público, -los famosos vaporetti–, volvió a ser reactivado.

Sin embargo, las autoridades declararon la alerta roja para el sábado en toda la región por las lluvias intensas y se esperan mareas altas al menos hasta el domingo.

Por cuarto día consecutivo las escuelas y universidades permanecieron cerradas así como importantes museos e instituciones culturales, entre ellos el Guggenheim y el Teatro La Fenice.

La noche del martes, la ciudad, joya de la arquitectura bizantina, registró su peor marea alta en 53 años.

El agua inundó iglesias, tiendas, museos y hoteles causando inestimables daños al patrimonio artístico e inmobiliario.

Los 50.000 habitantes del casco histórico temen ahora que el fenómeno del “acqua alta” sea más frecuente ya que ha aumentado en los últimos años debido al cambio climático y el calentamiento del mar Adrático, según los expertos.

VENECIA AFP             

También podría gustarte