En total son 20 los extranjeros detrás de posible sabotaje al paro nacional del jueves 21

473

Migración Colombia advirtió que las autoridades se encuentran en el proceso de ubicación de varios de estos extranjeros.

El Gobierno colombiano ha logrado identificar a 20 extranjeros que tenían como objetivo sabotear las manifestaciones en el país. De éstos, nueve fueron expulsados y los restantes once están siendo ubicados con los órganos de inteligencia estatal.

Migración Colombia advirtió que muchos de esos extranjeros expulsados se encontraban armados, algo que levantó aún más la preocupación de las autoridades por la situación de cara al paro nacional del próximo 21 de noviembre.

Christian Krüger Sarmiento, director general de Migración Colombia, dijo que muchos de estos expulsados se han justificado en sus actividades en que no tienen qué comer o qué hacer en Colombia. “Eso no puede ser motivo para que extranjeros estén haciendo ese tipo de actividades en nuestro país”, insistió.

Además, las autoridades colombianas han insistido en que estas decisiones han sido tomadas siempre con la intención de proteger –con todas las medidas de seguridad– a quienes van a salir a manifestarse pacíficamente en la jornada del 21 de noviembre.

 “A nosotros nos corresponde como autoridad migratoria revisar la situación con los extranjeros y eso es lo que hemos venido haciendo”, sostuvo.

El Gobierno Nacional ha sido enfático en que los extranjeros que están en Colombia no pueden afectar la tranquilidad de las personas que quieren manifestarse de manera pacífica o quieren dañar la infraestructura en Colombia. “Estamos trabajando de manera articulada para evitar ese sabotaje”, recalcó.

El Gobierno Nacional ha sido enfático en que los extranjeros que están en Colombia no pueden afectar la tranquilidad de las personas que quieren manifestarse de manera pacífica o quieren dañar la infraestructura en Colombia. “Estamos trabajando de manera articulada para evitar ese sabotaje”, recalcó.

Migración Colombia advirtió que hay varias “coincidencias” que han llevado a hacer varias consideraciones sobre quiénes están detrás del saboteo, direccionado con estos extranjeros en el país.

Christian Krüger recordó que hace algo más de un año se creó un albergue en Bogotá para prestar ayuda a los venezolanos que estaban llegando masivamente a la capital. Dijo que ya está identificada la persona que los mandó “alborotarse”.

 “Está claro que le ha dado éxito de alguna manera a la dictadura de Nicolás Maduro el desorden en los demás países de la región porque la población deja de pensar internamente en su situación y presta atención a lo que pasa alrededor; así logran bajarle la presión a su situación interna”, sostuvo.

Krüger, con este panorama, dijo que hay varias coincidencias e indicios que han hecho reflexionar sobre de dónde puede venir ese saboteo a la protesta social en Colombia.

LA ESTRATEGIA DEL GOBIERNO

Por su parte, el Gobierno Nacional reiteró que respeta la protesta y las movilizaciones ciudadanas, pero afirmó que no se tolerarán hechos de violencia durante el paro nacional convocado para el próximo 21 de noviembre en todo el país.

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, confirmó que ya se tiene lista la estrategia para garantizar la seguridad durante las movilizaciones de la semana que viene.

“Hemos venido trabajando y revisando todas circunstancias que han surgido en torno a las marchas. Respetamos la protesta, pero hacemos un llamado a que no haya violencia y se rechace a quienes quieran generar caos y alteraciones de orden público”, señaló.

Añadió que “se ha venido hablando con los gobernadores y alcaldes a efectos de identificar riesgos adicionales que se puedan presentar. Esperamos que las concentraciones y marchas se puedan llevar a cabo en sitios donde no haya daños a terceros”.

Sin embargo, aclaró que la “Fuerza Pública estará disponible para intervenir en algún sitio donde haya alteraciones”.

La ministra del Interior se refirió a las personas que otras nacionalidades que podrían infiltrarse y defendió la facultad que tiene el Gobierno de expulsarlos de Colombia, si se comprueba que su intención es generar hechos de violencia.

 “Hay corrientes políticas e ideológicas que quieren imponerse en América Latina y eso es respetable, pero cuando se utilizan alteraciones de orden público y mentiras como se ha tratado de hacer en la convocatoria de estas marchas, debe haber intervención del Gobierno”, indicó.

Son varios los sectores políticos, económicos y sociales los que anunciaron su participación en las movilizaciones del próximo 21 de noviembre que se llevarán a cabo en todo el territorio nacional.

También podría gustarte