Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

253 campesinos del Magdalena inician otro futuro en sus tierras

562

La Agencia Nacional de Tierras, como máxima autoridad de tierras de la nación, hizo entrega de los títulos de propiedad en los municipios de El Piñón y Aracataca.

Ubicado al noroeste del país, el departamento de Magdalena es uno de los más antiguos e importantes en Colombia debido a su historia colonial. Las tierras que aquí siempre se han habitado y trabajado como factor productivo, lo cual se ha convertido en una orgullosa representación del territorio, generando un gran arraigo entre sus habitantes.

Sin embargo, la cultura, las raíces, el comercio, las labores e incluso la infraestructura permanecen casi igual a lo que eran hace 80 o 100 años, debido a que lo que realmente mueve a esta comunidad, trabajar y producir la tierra. Por esta razón, la Agencia Nacional de Tierras en el marco de sus funciones como máxima autoridad de tierras de la nación, decide entregar unos títulos de propiedad en los municipios de El Piñón y Aracataca 253 títulos de Propiedad a campesinos que no solo han superado las secuelas de la violencia, sino que se sienten arraigados a sus tierras más que nunca.

La operación de dicho convenio se viene adelantando desde agosto de 2018, buscando impulsar procesos en 330 municipios de 20 departamentos del territorio nacional, lo que ha permitido disminuir los índices de informalidad de la propiedad rural y la actualización del catastro en estas áreas, otorgando a las familias campesinas los beneficios que trae consigo el título de propiedad de los predios que habitan, permitiendo así a las comunidades su incorporación paulatina a todos los beneficios que pueden surtir las demás entidades estatales del gobierno y por sí mismos, obtener los beneficios económicos de cada propiedad, todo esto en función de la vocación de los suelos utilizándose como factor de producción legal, además de legítimo.

La Agencia Nacional de Tierras, como máxima autoridad de tierras de la nación, concentra su misión en la ejecución de la política de Ordenamiento Social de la Propiedad Rural, emanada del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, con el fin de administrar los predios baldíos de la nación y brindar seguridad jurídica sobre la tierra.

EL MUNICIPIO DE EL PIÑÓN RENACE

En el predio de San Luis en el Corregimiento de Playón de Orozco, municipio de El Piñón, ha sido el hogar de Edith Cecilia Ahumada Lozano, su esposo y su familia. De 65 años de vida, Edith y su esposo han dedicado 30 años a los trabajos del hogar y la agricultura, siendo estas labores las que les permitieron comprar un pequeño lote en dicho corregimiento.

La vida de Edith y su familia transcurría tranquilamente en el hogar, hasta que el 9 de enero de 1999, dos hombres armados irrumpieron en su casa y la obligaron a abandonar el predio en compañía de sus hijos. Edith relata que, mientras el pueblo se preparaba para celebrar los bautizos comunales, un grupo de paramilitares al mando de Tomás Gregorio Freyle Guillén alias Esteban y la escuadra de Francisco Gaviria, alias Mario, del Frente de Pivijay -Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia- rodearon el pueblo y dieron paso a sus actos criminales, acabando con vidas, quemando y saqueando casas. Cuando Edith decide regresar a su hogar, observa que se han llevado un televisor, un VHS y unos pocos ahorros que tenía para iniciar el año, pero esto no es todo, pues su familia se ve violentamente silenciada por los hombres que irrumpieron con la paz aquel día.

De esta manera, el panorama para esta familia cambiaría para toda la vida y sin mediar palabra ni pensarlo, se ven obligados a marcharse a la casa de un familiar en Pivijay. Fueron 6 meses de exilio, en los cuales cada día Edith pensaba en sus familiares, en la vida que habían dejado atrás y en la tierra que tanto había luchado para conseguir. No obstante, a pesar de lo vivido y del temor que la agobiaba constantemente, esta valiente señora se decidió a volver al territorio, donde hoy gracias a la Agencia Nacional de Tierras, la tierra que tanto quería será titulada a su nombre.

De esta manera, como Edith, otros 228 campesinos de El Piñón Magdalena reciben el título de sus predios, de esas tierras que por años han cultivado con el sueño de sacar adelante a sus familias. Hoy, este corregimiento que sufrió la inclemencia de la guerra, comienza un nuevo capítulo en su historia al unirse al campo con legalidad.

TRANQUILÁNDIA VOLVIÓ A MANOS CAMPESINAS

En el año 2016, se profirió el fallo sobre la restitución de uno de los predios de la parcelación Tranquilandia, ubicada en el municipio de Aracataca en Magdalena. Este es un lugar con ubicación estratégica, pues permite el paso hacia la Sierra Nevada de Santa Marta y los departamentos de Cesar y Guajira, razón por la que lamentablemente ha sido centro de disputa armada, dejando como consecuencia desplazamientos y homicidios, entre otras violaciones graves a los derechos humanos.

La Agencia Nacional de Tierras con el objetivo de aportar a la calidad de vida de los campesinos, busca acatar de manera efectiva el cumplimiento de las órdenes judiciales de la Ley 1448 del 2011 “por la cual se dictan medidas de atención, asistencia y reparación integral a las víctimas del conflicto armado interno”, entre las cuales existen ordenes de restitución de tierras encaminadas a adjudicar predios baldíos, en los cuales existió ocupación por los campesinos, de forma tal que la comunidad ahora pueda tener una tierra legal y con seguridad jurídica.

A partir de esto, la Agencia Nacional de Tierras a través de su Subdirección de Acceso a Tierras por Demanda y Descongestión, en cumplimiento de los fallos judiciales proferidos por los jueces y magistrados especializados en Restitución de Tierras, busca dignificar y materializar los derechos constitucionales a través de la entrega de 25 títulos de adjudicación de bienes baldíos, con el propósito de disminuir los índices de informalidad de la propiedad rural, otorgando a las familias campesinas, los beneficios que trae consigo ser propietarios de una tierra con legalidad.

Para Julio Armenta Ospino y su esposa Eufemia Isabel Vanegas, recibir esta noticia tras 26 años de lucha, es un milagro de la vida que les permite iniciar un nuevo camino, sintiéndose orgullosos y seguros. Hoy en Tranquilandia se vive percibe otra atmosfera, pues los campesinos están retornando y los campos están volviendo a ser cultivados por estos hombres y mujeres que aman trabajar la tierra.

Para la Directora General de la Agencia Nacional de Tierras, Miriam Carolina Martínez Cárdenas, reconocer y apoyar el derecho que tienen los campesinos de acceder y trabajar la tierra de forma legal, es la máxima apuesta que lidera la entidad como autoridad de tierras de la nación.

En total se adelantaron 228 visitas en El Piñón para ubicar a cada uno de los beneficiarios en sus predios y poder comunicarles las actuaciones que se estaban llevando a cabo para el registro de las resoluciones de adjudicación que les confería el título legal de sus predios, lo que conllevó el esfuerzo de varias jornadas de campo y la articulación con entidades territoriales como Alcaldía, Gobernación, Personería y ORIP.

Así mimo los 228 predios registrados en el municipio de El Piñón se traducen en 296 beneficiarios directos, 149 de ellos son mujeres. Las 9 hectáreas adjudicadas en el municipio de El Piñón ahora hacen parte de las tierras con legalidad que buscan construir un campo sostenible.

Por otro lado en Aracataca se entregan 25 títulos de adjudicación de bienes baldíos, con el propósito de disminuir los índices de informalidad de la propiedad rural. Se resalta que se logró la articulación con las Alcaldías Municipales, la Oficina de la UMATA y con los presidentes de junta de acción comunal, quienes fueron de vital importancia para poder ingresar y desarrollar la labor en el territorio.