Gabriel Ochoa Uribe: el futbolista, el técnico, el hombre, el médico

444
El próximo 20 de noviembre cumple 90 años Gabriel Ochoa Uribe, exfutbolista antioqueño que se desempeñó como arquero, para luego convertirse en médico especializado en Ortopedia y Traumatología, y, para luego, finalmente, convertirse en el técnico más importante de la historia del fútbol colombiano.

Para los especialistas y aquellos que tuvieron el placer de ver a los equipos que entrenó, fue él quien transformó la manera de jugar al fútbol en el país, siendo el director técnico con mayor cantidad de campeonatos ganados en la historia de Colombia, los más recordados los siete con el América de Cali, con quien además, cuenta con el récord de disputar tres finales seguidas en la Copa Libertadores de América.

Además, obtuvo un título de la primera división del fútbol colombiano con Santa Fe y cinco más con Millonarios. Todo esto sin contar sus grandes logros como futbolista que no fueron menores.

Lo sorprendente, tras varias décadas de retiro, es que solo hasta ahora se emprendiera la tarea de contar su historia, labor que asumieron tres experimentados periodistas, César Polanía, Hugo Mario Cárdenas y Jorge Enrique Rojas, quienes hace algunas semanas presentaron el libro ‘Gabriel Ochoa Uribe: el técnico más grande de todos los tiempos’, en un relato periodístico de investigación profunda junto a una serie de entrevistas para hacer un perfil y un homenaje a este hombre de fútbol que al retirarse decidió no volver a un estadio de fútbol.

La tarea no era nada sencilla, no solo por el personaje, la búsqueda del 11 titular de personas a entrevistar para la construcción de este relato periodístico sobre buena parte de la historia viva del fútbol colombiano. Otro factor vital era la sincronización perfecta entre estas tres plumas de larga experiencia en el campo del periodismo, pero explorando un campo nuevo en la construcción de un libro.

“Es una colección de voces que fueron seleccionadas del círculo más íntimo de la vida del médico, desde su esposa, para trazar y definir la vida y obra de Gabriel Ochoa Uribe, así como Willinton Ortiz, el técnico Jorge Luis Pinto, además de Julio César Falcioni”, comentó Jorge Enrique Rojas, uno de los autores que asumió el reto de reconstruir con sus voces y memoria, la vida, los triunfos y las anécdotas personales y deportivas del considerado técnico de técnicos.

El libro está conformado por once entrevistas, como si se tratara de un equipo de fútbol, pero para llegar a ese equipo ideal, la tarea de selección no fue nada sencilla, y en ocasiones, por la agenda de los entrevistados, la convocatoria se tornó más complicada de lo que pensaron. Todo esto junto a una selección de 32 fotografías que no habían sido publicadas y que refuerzan la historia narrada en el libro, desde su época como arquero, hasta los encuentros que suele tener con Jorge Luis Pinto, cada vez que el técnico santandereano visita Cali.

Uno de los grandes atractivos y valores del libro radica en la calidad del onceno de voces que logró conformar el equipo periodístico autor. Incluso, la interesante voz de un personaje como Carlos ‘El Pibe’ Valderrama, quien nunca fue dirigido por Gabriel Ochoa Uribe, pero con un valioso aporte a esta historia desde la otra orilla, desde el rival.

“Siempre fui admirador del profesor Ochoa. Todos los equipos que él dirigió fueron ganadores. Fueron muchas las enseñanzas que dejó en el fútbol”, afirmó Carlos ‘El Pibe’ Valderrama en este libro.

 

EN EL CAMERINO

Con todos estos testimonios es un ir y volver del Gabriel Ochoa como futbolista, como técnico, pero también como persona y como médico.

De ahí que fuera clave que uno de los personajes que dieran su testimonio fuera su esposa Cecilia Perea, a quien conoció cuando ejercía como médico, con quien supo bien manejar sus fichas y enamorar mientras ella luchaba por vivir en la clínica donde él hacía su internado médico.

“Durante cuatro meses estuvimos yendo a la casa del médico los fines de semana, recogiendo testimonios, documentos, reconstruyendo historias y anécdotas con la familia, y hablando con el propio Gabriel Ochoa Uribe, para hacer memoria y no dejar escapar detalles que valía la pena tener en el libro”, aseguró Hugo Mario Cárdenas.

Voces generosas que nutrieron sus historias con detalles y anécdotas que permitieron un texto ameno y divertido, sin dejar de ser profundo, con la presencia de Ricardo Gareca, hoy el histórico entrenador que volvió a llevar al Perú a un Mundial de Fútbol, pero que en su época con el América era pieza clave en su ataque, así como Julio César Falcioni, hoy también reconocido técnico argentino, de quien decía Ochoa, era quien lo dejaba dormir tranquilo.

No podían dejar de lado el contexto del país en el cual desarrolló su carrera, en especial cuando dirigió al América de Cali de los hermanos Orejuela, cuando se atrevió a expulsar del camerino a Miguel Rodríguez.

“Demostró que en el camerino él era quien mandaba y nadie más se metía, así fuera un Orejuela. Mucha gente piensa que terminó con mucho dinero, pero en realidad no fue así, ni siquiera recibe una pensión”, comentó César Polanía.

La historia no termina ahí. Buena parte de la documentación y las entrevistas las grabaron en video, lo cual podría culminar en un proyecto audiovisual, campo en el cual, los tres periodistas ya han venido trabajando desde hace algún tiempo, cuando realizaron ‘La jaula del Palomo’, un trabajo documental para el diario El País de Cali sobre el jugador de fútbol Albeiro ‘El Palomo’ Usuriaga, quien brillara en el Atlético Nacional de finales de los años ochenta, quien hiciera el gol que le dio el paso a la Selección Colombia al Mundial de Fútbol de Italia 90 y no fue convocado para dicho certamen. Aquel quien brillara en el Independiente de Avellaneda en Argentina y terminara asesinado en su propio barrio en Cali.

Ahora, se encuentran terminando otro trabajo documental, de la mano del director Carlos Moreno, también sobre Usuriaga, en especial su paso brillante por Argentina, a través de los ojos de su hermana.

BOGOTÁ, (Colprensa).

También podría gustarte