Estalla polémica por cuestionada concesión en el Parque Tayrona

1.087

Si hay algo que despierta gran preocupación al mundo entero es la protección del medio ambiente. En esa misma onda está la mayoría de opinión en Colombia, como parte de la necesidad de cuidar el planeta para las futuras generaciones.
En ese camino por eso se ha desatado una dura controversia alrededor del modelo de concesión que será entregado en 2020 para administrar por 23 años los recursos ecoturísticos del Parque Nacional El Tayrona, lugar que es considerado la joya de la corona de los parques naturales en el país.
Al respecto, en el Congreso de la República se han elevado varias voces que advierten de la necesidad de frenar la licitación que está en marcha para concesionar el manejo del parque por 23 años más.
De acuerdo al representante José Edilberto Caicedo (La U), promotor de un debate en la Cámara de Representantes que se hizo la semana anterior, no tiene sentido que un modelo que fracasó en 15 años ahora quiera imponerse por 23 años más.
Caicedo aseguró que con el actual sistema –con la operación de Aviatur en El Tayrona– solo se beneficia el particular en detrimento de las comunidades que cohabitan en el parque.
Y es que el legislador advirtió que más del 80 % de los recursos recaudados por ingreso al parque –con ese mismo modelo que podría extenderse– serán para el operador de la concesión y apenas un 20 % para el Estado.
“No está formulado el plan de manejo, no está formulado un plan maestro que exigió la Corte Constitucional para el manejo del parque, pero sí se quiere a la mayor brevedad posible adjudicar la concesión con las consecuencias nefastas que trae porque es entregar unos recursos que no tiene parques nacionales para que se los lleven los particulares”, señaló Caicedo.
A su turno, el representante Franklin Lozano (Opción Ciudadana) insistió en que la actual concesión no ha cuidado el parque y de ahí la necesidad de considerar que sean los nativos quienes administren el lugar.
“La reinvención hacia el parque ha sido nula y éste se encuentra hoy en día en muy malas condiciones. Por eso nuestra voluntad es que la concesión no siga adelante y que sean las comunidades indígenas y de la región las que se encarguen de administrar este hermoso paraíso terrenal”, indicó.

También podría gustarte