Consorcio de empresas barranquilleras operarán el alumbrado público samario  

262

Según la propuesta presentada por estas empresas cuentan con experiencia en materia de concesiones e interventorías en la operación de alumbrado público en municipios del Magdalena y en Barranquilla.

El Consorcio Santa Marta Iluminada y Segura -Conlus-, conformado por dos empresas barranquilleras, Energeza Global y la Empresa Regional De Servicios Públicos S.A, también conocida como Semsa será la operadora del Alumbrado Público de Santa Marta por los próximos diez años, esto tras la firma con la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta –Essmar.

El contrato de prestación de servicios suscrito entre las dos empresas que ha levantado polémica y que le entregará durante los próximos diez años al Consorcio Conlus por valor de $71 mil 432 millones compromete a esta a administrar, operar y realizar mantenimiento del sistema de alumbrado público compuesto por 33 mil 390 luminarias públicas en toda la ciudad, así como todas las actividades de gestión y control del sistema en el Distrito.

Según la propuesta presentada por el Consorcio y con el que se alzó con el polémico contrato que recibirá por sus servicios de manera mensual cerca de $600 millones, señala que la participación de las empresas está dividida de la siguiente manera: la Empresa Regional De Servicios Públicos S.A, también conocida como Semsa se queda con el 98% de la participación mientras Energeza Global tiene tan solo un 2%, siendo el representante legal de este Consorcio Nelson Eduardo Guzmán Villegas, oriundo de Agustín Codazzi, Cesar, quien es a su vez el Gerente de Semsa.

De acuerdo a los documentos anexados por estos, Semsa S.A. tiene experiencia como interventora del Alumbrado Público en los municipios de Plato y Pivijay en el Magdalena al igual que como operaria de los servicios de aseo, acueducto y alcantarillado en este mismo municipio, así como en San Onofre en Sucre en el alumbrado público; por su parte, Energeza Global entre los contratos más destacados se encuentra como interventora durante los 20 años de la Concesión de Alumbrado Público de Barranquilla, el cual finalizó en el año 2016.

Entre los requisitos a cumplir por parte del nuevo contratista se encuentra contar con experiencia en el área de concesión, administración u operación a través de dos convenios cada uno por mínimo 10 años de duración.

Por su parte, en el factor de equipamiento técnico tres camiones canasta modelo 2015, un camión grúa modelo 2015, seis camionetas tipo cabina doble modelo 2018, dos motos enduro, equipos de comunicación de alta tecnología, además de una escalera de tijera de 3,6 y 8 metros.

Según el Distrito, este nuevo contrato no es una concesión como la que se venía manejando hasta diciembre del año pasado, sino que en su lugar el Distrito a través de la Essmar seguirá siendo el recaudador de las tarifas del servicio. “El contratista elegido le presenta factura a la Essmar, así como lo hacemos con todo lo que nos prestan servicio, miramos y verificamos las tareas desarrolladas, entonces aquí no hay una delegación del recaudo y por consiguiente de la prestación del servicio, sino lo que hay es un apoyo cómo se contrata por ejemplo en el acueducto, donde nosotros contratamos quién nos suministran los químicos, el personal, el software” aseguró el alcalde Martínez.

A su vez, se espera que estas acciones apoyen la recuperación de la cartera del impuesto de alumbrado público, lo que le permitirá al Distrito disminuir en un 13%, a mediano y largo plazo, la tarifa de los estratos 1, 2 y 3.

También podría gustarte