Comercio optó por cerrar sus puertas

566

En zonas como el Mercado Público, la Calle 30, avenida Santa Rita y Campo Serrano durante gran parte de la jornada matutina de este jueves permanecieron cerrados o cubiertos sus instalaciones mientras se desarrollaban las movilizaciones ciudadanas.

Como una medida de protección para evitar que sus instalaciones se vieran afectadas durante la jornada de marchas y movilizaciones ciudadanas de este jueves, decenas de locales comerciales cercaron con láminas de zinc sus ventanales y en otros casos otros simplemente decidieron no abrir durante las primeras horas del día.

La medida que fue catalogada por algunos sectores entre esos, los mismos participantes de la marcha y quienes la convocaron como “extremista”, asegurando que el llamado a esta movilización ciudadana que tuvo una respuesta masiva por parte de los samarios, era a desarrollarse de forma pacífica.

En zonas de la Calle 30 y la avenida Santa Rita así como en zonas cercanas a la Troncal del Caribe y el Mercado Público durante las horas de la mañana permanecieron atendiendo de forma restringida a los usuarios, situación que recreaba el panorama de un día domingo, en lugar de un jueves de actividad comercial activa.

Por su parte, el Centro Histórico donde no estaba pactado desarrollar recorrido por parte de los marchantes, decenas de locales comerciales como medida de precaución decidieron no abrir las tiendas en horas de la mañana, y aquellos que lo hicieron de forma restringida con la instalación de elementos protectores en los ventanales.

 Si bien el recorrido no tendría paso por esta zona, en horas del mediodía un grupo de manifestantes que continuaron el recorrido desde el lugar donde estaba planeado culminar, recorrieron calles de la céntrica zona del distrito para culminar en el Parque Bolívar, causó que varios de los comercios que ya estaban funcionando normalmente ante el temor, decidieran cerrar así como aquellos que cercaron las tiendas y locales tanto comerciales como financieros con elementos, señalaron la medida como acertada, aunque no se registraron incidentes.

 Asimismo, posiblemente como medida de protección o por su participación en las movilizaciones, en la avenida Campo Serrano que aglutina en sus andenes a gran parte de los comerciantes informales, por su parte este jueves permaneció durante varias horas en algunos sectores sin los tradicionales puestos estacionarios, lo que dista de lo que ocurre siempre para la época decembrina del aglutinamiento comercial en este punto de la ciudad.

Según señaló Angélica Silva, directora de Fenalco Santa Marta, sobre esta decisión de algunos propietarios de comercios de proteger la infraestructura de los puestos de ventas, o cerrar sus puertas ha sido una decisión deliberada por cada uno de estos y no una directriz que se haya definido.

 “Según el reporte de nuestros afiliados no hubo incidente alguno o evento que haya provocado que se tuvieran que tomar disposiciones adversas y no se pudieran desarrollar labores de atención a los usuarios, se ha tenido acompañamiento de las autoridades y además dentro de la ruta que se socializó el Centro Histórico que es donde está mayormente concentrado el comercio de la ciudad no estaba pactado que se desarrollara la marcha, aunque muchos locales por decisión propia cerraron ruante la jornada de la mañana sus puertas y habilitaron normalmente atención en las horas de la tarde, mientras que otros de forma restringida atendieron a las personas en las horas de la mañana” precisó la líder gremial.

Por su parte en el sector del Mercado Público durante las primeras horas del jueves se evidenció que gran parte del comercio estaba cerrado entre esos el edifico de la Plaza de Mercado, al igual que las concurridas calles de esta zona llenas de vendedores en sus carretillas permaneció hasta el mediodía funcionando a “medio ritmo”.

Solo hasta horas de la tarde, la ciudad que había amanecido con un panorama desolador en varios sectores escenario que también fue “alimentado” por el poco tránsito vehicular en varias de las principales vías de la ciudad, fue recuperando la normalidad tanto de los comercios como de los samarios quienes salieron a las calles.

También podría gustarte