´Carlos Tijeras´ pide perdón a las víctimas del conflicto

813

La ceremonia de ofrecimiento de disculpas públicas y reconocimiento de responsabilidad a favor de las víctimas de homicidios, desaparición, violencia, desplazamiento, entre otras cosas, se desarrolló en las instalaciones de la Procuraduría de Santa Marta, donde los magdalenenses en medio de llanto y recuerdos cedieron el perdón.

Una ceremonia de ofrecimiento de disculpas públicas y reconocimiento de responsabilidad a las más de 200 víctimas del conflicto armado en Santa Marta, se desarrolló la tarde de este miércoles en las instalaciones de la Procuraduría de esta capital, donde los dos exmiembros de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), los exparamilitares José Gregorio Mangones Lugo y Omar Enrique Martínez Ossías, pidieron perdón por sus acciones, ordenada en una sentencia de Justicia y Paz.

El emotivo encuentro organizado por la Unidad Nacional de Víctimas tuvo dos fases; durante la primera fase se produjo en el parque Simón Bolívar, los presentes en medio de llanto y recuerdos de dolor recordaron a las víctimas del conflicto armado del departamento del Magdalena y seguidamente se dio inicio al acto de solicitud de perdón y reconciliación.

Durante la intervención, Salomón Jiménez de la Rosa, hijo de la víctima Amado Francisco Jiménez, llegó desde Tasajera y expresó sus sentimientos, “Venimos de Tasajera, hoy recordamos a nuestro padre como el gran ser humano que era, era muy amable, buen amigo, buen padre y buen esposo”.

De igual modo, Dylan Efrén Chamorro Palomino, hermano de Samuel Palomino, resaltó la importancia de conceder el perdón a los exparamilitares, “Si no hay perdón, no se sanan las heridas, yo los perdono, Dios me dio las fuerzas para que los perdonara, me siento con satisfacción de escuchar como se sienten de arrepentidos por los actos cometidos”, expresó.

Recordemos que las víctimas del departamento de Magdalena sufrieron gran cantidad de hechos lamentables como homicidios, violencia, amenazas de muerte, desaparición forzosa, desplazamiento, entre otras cosas, a manos del frente William Rivas de las Auc.

Es por esto, que una de los exmiembros del frente, José Gregorio Mangones, manifestó su arrepentimiento,  “Desde lo más profundo de mi ser, sé que es muy difícil que ustedes me perdonen, cada día de mi vida me arrepiento por todo el dolor y sufrimiento ocasionado a las víctimas, por acción propia o por mando a otras personas, y reconozco que no hay justificación de dicho proceder, asumiendo toda la responsabilidad de las consecuencias por los hechos y errores cometidos por mí”.

Finalmente, Martínez Ossías, quien también perteneció  al frente William Rivas  desde  el año 2001 hasta el año 2006, dijo, “en este grupo armado ilegal desarrollé roles de patrullero, tengo que confesar y reconocerles la responsabilidad de mis actos,  me invade la vergüenza y el arrepentimiento por tanto daño y dolor que causé, sé que con mi actuar causé mucho sufrimiento físico, psicológico, moral y material, porque como actor de estos  hechos, actué sin medir las consecuencias, sin tener en cuenta nuestro nefasto actuar”.

También podría gustarte