“Atentado fue ejecutado por la disidencia Dagoberto Ramos”: Gobernador del Cauca

685

Santander de Quilichao vivió una noche de terror, luego que lanzaran cuatro cilindros cargados con explosivos contra la Estación de Policía. El saldo: cuatro policías muertos y diez heridos, siete uniformados y tres civiles.

Y es que este ataque recordó una vieja técnica guerrillera, usada hasta la saciedad por las antigua Farc en esta zona del país para atacar a la fuerza pública: acondicionaron el remolque de un camión como rampa de lanzamiento, y luego de  ubicar el automotor cerca a las instalaciones policiales, dispararon los cilindros, cargados con explosivos.

“Hermano estoy vivo de milagro, cuando lanzaron esos cuatro cilindros la tierra se movió, nos levantó de la mesa y luego nos empezó a llover trozos de concreto, porque dos de esos cuatro cilindros impactaron a la Estación de una y los otros cayeron en viviendas vecinas”, relató un líder de Caloto que departía en una panadería cercana al momento de registrarse el ataque, a eso de 9:00 de la noche de este viernes, y luego de participar en una reunión con el gobernador electo del Cauca, Elías Larrahondo Carabalí.

Todo fue caos en este poblado, el cual es considerado como la capital del norte del departamento, porque la onda expansiva generada tras la activación de estos artefactos interrumpió el fluido eléctrico y una parte del municipio se quedó a oscuras, mientras el sonido de las patrullas y de las ambulancias invadió la noche de ese viernes.

Luego de impactar la Estación y viviendas cercanas, la comunidad del sector salió en ayuda de los civiles que quedaron atrapados entre los escombros, y entre todos, sacaron a estas personas, recurriendo hasta cobijas y sábanas para bajar a una mujer desde el segundo piso de una casa destruida.

Mientras tanto, los policías ayudaron a los compañeros atrapados, enfrentando el peligro de la existencia de artefactos sin explotar en el lugar. Uno a uno, los uniformados heridos fueron llevados en la camionetas institucionales hasta la sala de urgencias del hospital local, cuyo personal médico no dio abasto a la hora atender esta emergencia. De ahí que muchos de los lesionados fueron remitidos a la clínica Valle del Lili de la ciudad de Cali.

Cuando esto sucedía, y como parte del plan, los delincuentes empezaron a hostigar al Ejército y a otras patrullas policiales en los sectores de la vía a Timba y de la Cola del Avión, generándose cortos combates, incrementándose así el miedo entre los quilichagüeños, porque se escuchaban los rafagazos.

Luego, en varios puntos, fueron abandonados carros cargados con explosivos, los cuales después fueron desactivados por técnicos antiexplosivos de la Sijín y del CTI de la Fiscalía.

Después, y cuando se atendía la situación, trascendieron los nombres de los tres uniformados que fallecieron en este ataque, el cual fue atribuido por la autoridades a la disidencia de las Farc Dagoberto Ramos.

“Los policías que perdieron la vida son los patrulleros Roy Valentino Gallyadi Fernández, Jesús Norbey Muelas Ipia y Ever Danilo Canacuan, este último integrante del Gaula, el primero de esta lista pertenecía al grupo de reacción y el segundo era el conductor del subcomandante de la Policía en el Cauca”, confirmaron policías que laboran en este departamento.

Luego llegaron las declaraciones de las autoridades, desde la ciudad de Popayán, luego de una reunión extraordinaria entre los integrantes de la fuerza pública y el gobernador del Cauca, Óscar Campo.

“Total rechazo a este atentado, donde perdieron la vida valerosos policías, no se vaya a creer que las acciones contra las disidencias de las Farc se detendrán, en especial contra la Dagoberto Ramos, responsable de este cobarde ataque, todo el peso de la ley y del Estado recaerán contra estos delincuentes que quieren afectar a nuestro departamento”, dijo Óscar Campo, gobernador del departamento.

Ya hoy, en la mañana, las autoridades adelantan un censo de las familias afectadas así como de las pérdidas materiales. A la par, retiran el camión NPR de color blanco, de placas WFL684, usado para este ataque, el cual dejó claro que el Cauca, de nuevo, es un campo de guerra.

Listado de heridos
Subintendente Jaminzon  Ospina Saldarriaga
Subintendente Ómer Iván Guerrero Sarria
Subintendente José Miguel Sánchez Chapuel
Patrulleros Luis Alfonso Martínez Suárez
Patrulleros Jorge Mario Delgado Martínez
Patrulleros Yesica Leonela Escobar Villamil,
Patrulleros Keduin Vera Martínez
Civiles lesionados
Estafany Labio Obregón
Wilmar Obregón Casso
Lizeth Tatiana Sanzo Mera

POPAYÁN (Colprensa).

También podría gustarte