Autoridades hablan de “complot” ante ola de pánico en Bogotá

330
Desde la Dirección General de la Policía, Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá, explicó en la mañana de este sábado que durante el toque de queda se identificó un patrón para generar pánico entre los habitantes de la ciudad. Según su versión. Quienes están detrás del mismo son “politiqueros interesados en desestabilizar el país, interesados en que nos dividamos”.

En su intervención tras la reunión del puesto de mando unificado, Peñalosa calificó de “complot” orquestado por una “organización de alto nivel, que buscan que nuestra ciudad no funcione”.

La Administración indicó que entre las 7:00 p.m. y las 11:40 p.m. se recibieron 612 llamadas de personas que aseguraban que había ingreso de intrusos a los conjuntos residenciales. El pico concentrado más alto se presentó entre las 8:00 y 9:30 p.m. detectando una situación particular.

Raúl Buitrago, secretario General de la Alcaldía, detalló que las llamadas se rastrearon en Suba, Kennedy, Usaquén, Engativá y Fontibón, en ese orden, y en todas se hablaba se personas que pretendían ingresar a las unidades residenciales.

“Hicimos un ejercicio de georreferenciación de las 612 llamadas (…) y en el análisis horario que realizamos cada 20 minutos pudimos identificar que eran recorridos que se adelantaban a pie con el fin de generar una amenaza de ingreso”, indicó el funcionario.

Para hacerle seguimiento a estas denuncias, en la mañana de este sábado se está haciendo un barrido a cada una de esas llamadas que reportaron las amenazas y en ningún caso, con corte al mediodía, se concretó el hurto.

“Seguiremos haciendo ese barrido para concluir las 612 visitas y confirmar que lo que efectivamente se quería era sembrar terror en Bogotá”, añadió Buitrago.

A su turno, el general Óscar Atehortúa, director de la Policía, le salió al paso a las denuncias que señalaban que en algunos camiones oficiales de la institución se estaban transportando personas que protagonizaron desmanes. Según su explicación, el caso se presentó en Cali y la labor de los policías fue acercar a esas personas hasta su lugar de residencia ya que había pasado la hora del inicio del toque de queda.

Sobre los presuntos abusos de uniformados que se han reportado en diferentes escenarios, dijo que ya hay abiertas 12 investigaciones por parte de la Inspección de la Policía.

En su balance dijo que entre Cali y Bogotá se hallaron 337 personas que violaron la medida del toque de queda, de los cuales 29 eran venezolanos.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte