Nuevo aplazamiento en audiencia de policía del Esmad acusado de matar a un joven

577

Este miércoles se aplazó nuevamente la audiencia preparatoria en el proceso que se sigue en contra del patrullero del Esmad, Néstor Julio Rodríguez Rúa, señalado de ocasionarle la muerte a Nicolás Neira durante las manifestaciones del 1 de mayo de 2005 en Bogotá. La diligencia fue postergada por cuenta de que Asonal Judicial entró en asamblea en el complejo de los juzgados de Paloquemao.

La sesión había sido programada este martes, pero por cuenta de una petición de la defensa del policía implicado se reprogramó para hoy. Sin embargo, a raíz de la decisión de los representantes sindicales de la Rama Judicial se tomó la decisión de hacerla este jueves en la mañana.

María Alejandra Garzón, representante de las víctimas, dijo que desde septiembre pasado se había fijado la fecha de la audiencia preparatoria, por lo que no comprende la versión que el martes dio el abogado del patrullero Rodríguez Rúa en el sentido de que no ha tenido tiempo para analizar todo el material que hará parte de la etapa de juicio.

“Estas son dilaciones injustificadas del proceso que afectan a las víctimas. Es un caso que lleva 14 años en la impunidad sin que se determine ninguna decisión concreta en contra de este agente del Esmad que le disparó de manera dolosa a Nicolás David”, precisó la jurista.

En el expediente se reseña que el uniformado accionó su arma de manera horizontal y a menos de tres metros en contra del joven que para la época de los hechos tenía 15 años. La Fiscalía a Rodríguez Rúa cargos por homicidio, imputación cumplida en 2017 luego de que la Corte Suprema tumbara el preacuerdo que pretendía negociar la defensa del presunto involucrado con el ente acusador.

“Era un preacuerdo que se hacía a espaldas de las víctimas – explica la abogada -. La Corte Suprema acepta la tutela que interpusimos y que tiene como fundamento que cuando la víctima es menor de edad no se pueden realizar preacuerdos que rebajen la pena. Por esa razón no se hizo preacuerdo y se continúa con el juicio”.

Garzón advierte que hay una clara relación entre el caso de Nicolás y el de Dilan Cruz, el joven que falleció el lunes anterior tras ser herido el sábado en la calle 19 con carrera cuarta en el centro de Bogotá.

“Es el mismo patrón de conducta y lo que vemos es que estas situaciones se siguen repitiendo y no son gratis. Es porque, en efecto, debe existir algún tipo de mando por parte de la Policía que determine esas conductas. Han pasado 14 años y la conducta es muy similar”, concluyó.

BOGOTÁ (Colprensa).  

También podría gustarte