Samario estaba desaparecido y lo hallaron en el Río Magdalena

686

Según sus familiares, el informe entregado por la Fiscalía indica que el deceso se dio por una acción violenta, sin embargo permanecen a la espera del oficio que indique las verdaderas causas de la muerte. 

Tras casi dos meses de búsqueda, el cuerpo de Gerson Enrique Cañas Sánchez, quien se encontraba desaparecido tras haber salido de su vivienda vestido con bermuda, suéter negro y zapatos deportivos, fue encontrado en aguas del Río Magdalena el pasado 5 de octubre pero solo hasta ayer se logró establecer la identidad del mismo.

Afligidos se mostraron los familiares del samario de 30 años de edad, dedicado a las labores de conducción en esta capital, luego de que los resultados de los trabajos forenses confirmaran que el cuerpo hallado en cercanías al Puerto de Barranquilla a cargo de residentes de esta zona, pertenecía a su pariente.

Recordemos que el hallazgo se produjo el pasado 5 de octubre, a eso de las 10:00 de la noche por habitantes que se encontraban por la zona y fueron sorprendidos por el cuerpo flotante de un hombre, cerca del sector de la Sociedad Portuaria de Barranquilla.

Por su parte, Nubio Enrique Cañas González, padre de la víctima manifestó que su hijo aparentemente fue asesinado y tirado al río  y de allí es recuperado por las autoridades judiciales que realizaron el levantamiento. “En el informe que me dan las autoridades dice: muerte violenta, pero no me dan ninguna explicación porque eso quedó en un proceso ahí dentro de la Fiscalía, tengo que ir en 15 días para conocer el informe sobre que sucedió con mi pelao. Lo que yo entiendo es que si es muerte violenta, fue que lo garrotearon, lo apuñalearon o lo mataron con tiros”, explicó Cañas González.

El lamentable hecho fue alertado a las autoridades que llegaron hasta el lugar para apersonarse del caso, y junto a unidades de la Policía Judicial acordaron la zona y realizaron el levantamiento del cadáver que fue llevado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Barranquilla, donde fue sometido a una serie de exámenes que permitieron obtener la identificación y así confirmar que se trataba del samario reportado como desaparecido.

A las instalaciones de esta dependencia judicial se trasladó la mañana de martes su padre en compañía de otro familiar, para iniciar los trámites pertinentes y obtener el permiso de retiro del cadáver. Seguidamente llegaron con el cuerpo hasta la capital del Magdalena donde le brindaron cristiana sepultura.

También podría gustarte