Médicos y funcionarios protestan en las afueras de la IPS San Pedro

541

Los trabajadores y funcionarios de la IPS San Pedro Alejandrino de la ciudad de Santa Marta, decidieron suspender sus actividades como forma de paro para protestar en contra de la violación de los derechos que aseguran han venido sufriendo desde hace más de 7 años.

Albeiro Taborda Osorio, quien ha trabajado con la IPS San Pedro Alejandrino por más de 16 años, denunció que la empresa Medimás, a quienes  actualmente prestan sus servicios, les debe más de tres quincenas y el pago de parafiscales como seguro, ARL, pensión y subsidio familiar, entre otros, “(…) además tenemos cinco años que no nos ascienden el sueldo, estamos esperando ese retroactivo y tenemos más de 7 años que no nos dan uniformes”.

Taborda Osorio también aseguró que son muchos los compañeros que se encuentran enfermos y no han podido acceder a los servicios de salud por la situación en la que se encuentran, puesto que alrededor del 50% de los trabajadores se encuentran desactivados en el sistema, mientras que el otro 50%  tienen el servicio suspendido.

“Sé que los usuarios son los más perjudicados, pero ellos deben entender que tanto nosotros como ellos somos seres humanos y que nosotros como ellos tenemos compromisos con cuentas bancarias, prestamos, eso no da espera, y no se soluciona hasta que la empresa nos gire para que podamos pagar”.

Por estos y muchos otros motivos médicos, enfermeras y funcionarios han decidido cesar sus actividades indefinidamente para  pedirle a la EPS Medimás que cumpla con lo que ellos por Ley tienen derecho.

Cabe resaltar que según lo expresado por Toborda Osorio son alrededor de 70 los trabajadores que como él se encuentran en la misma situación, esto sin contar al personal que ha sido injustamente despedido o ha renunciado voluntariamente, “a ellos tampoco se les han pagado las prestaciones sociales,  aquí con el trabajador hacen lo que se les da la gana, uno entrega lo mejor de uno, le cumple a la empresa, pero la empresa no cumple con uno”, manifestó.

USUARIOS INSATISFECHOS

Por otro lado, son cientos los usuarios que se encuentran insatisfechos con el servicio prestado por parte de la entidad en la ciudad de Santa Marta, aseguran que para agendar una cita es un ‘suplicio’ y cuando finalmente lo logran, las citas son dadas para tres o cuatro meses después y en el caso de los medicamentos estos muchas veces no están disponibles.

Situación que aseguran es indignante,  muchos han tenido que pagar medicamentos y médicos particulares para obtener la atención que deberían recibir por parte de la entidad, esta situación se presenta con frecuencia en la ciudad y al parecer en todo el país.

Como es el caso de Fabricio Barón, quien tiene años de ser afiliado y desde siempre se ha encontrado con los mismo inconvenientes por parte de la EPS, “no dan citas, no dan medicamentos ¿Para qué siguen funcionando? tiren la toalla, díganle al estado que no pueden más, soy un enfermo coronario, no puedo estar en la zozobra de que no voy a tener medicamenta o un doctor para que me atienda”.

Frente a esta situación de inconformidad, los empleadores aseguran que ellos también han resultado siendo víctimas, pues en múltiples ocasiones resultan siendo el foco de la ira y los desmanes de los usuarios.

 “Aquí pasa lo siguiente, los usuarios son incomprensibles o masoquistas, porque vienen aquí a insultarnos a nosotros los funcionario por los medicamentos que no han recibido, vienen aquí a un área de atención al cliente a tratarnos mal, cuando nosotros no somos los responsables de que la salud en Colombia este vuelta una porquería y todos sabemos quiénes son los verdaderos  culpables, entonces no podemos aceptar que los usuarios nos vengan a nosotros a insultar porque la decadencia de la salud o porque estamos en cese de actividades”, puntualizó Albeiro Taborda Osorio

EXIGEN PAGOS JUSTOS

María Isabel Ibagón, médica de la IPS San Pedro Alejandrino, denunció que desde hace meses no les cancelan los salarios en un 100%. “No es posible que nosotros trabajemos 100% y nos paguen el 30, 40 o 50% o es lógico, actualmente estamos deficiente a nivel de personal médico, nos han pagado seguridad social, parafiscales, nuestros familiares no tiene ninguna seguridad”.

 Aseguró además que a raíz de esta situación ha tenido que pagar de su bolsillo, las atenciones médicas que sus familiares han necesitado, motivo por el cuales tan haciendo el cese de actividades o lo que Ibagón ha denominado jornada de dignificación laboral.

“Por eso estamos aquí luchando por lo  que nosotros nos merecemos y hemos trabajado, también estamos aquí porque no es justo que tengamos nosotros que hablar con médicos para conseguirle el medicamento a los pacientes en estado crítico porque aquí se los niegan”, indicó Ibagón.

Finalmente, los empleados dieron a conocer que de no solucionarse esta situación a partir de hoy e indefinidamente estarán cesando sus actividades y negando la entrada a las instalaciones de la IPS a cualquier médico, usuario o personal de servicio general que se presente durante el día.

También podría gustarte