Carlos Vives hace historia en el Movistar Arena

544
Lo que empezó como un concierto con la aspiración de ampliarlo a una segunda fecha, se ha convertido en todo un suceso que marcará la historia de los espectáculos en vivo en el país.

Carlos Vives comenzó este jueves una serie de conciertos en el Movistar Arena de Bogotá, con tal éxito, que serán cuarto conciertos en línea, finalizando el próximo domingo primero de diciembre, más una fecha extra el próximo 15 de diciembre en el mismo escenario.

Con ello, el artista samario supera el récord establecido por el artista holandés André Rieu que realizó cuatro conciertos consecutivos en el Movistar Arena de Bogotá con boletería agotada en cada una de las presentaciones. Ese mismo camino recorre Vives junto a su agrupación La Provincia, por lo cual, sus organizadores debieron abrir una quinta fecha.

El preámbulo del espectáculo estuvo a cargo del colectivo El Freaky, quienes mezclan música colombiana, tradicional y en especial tropical, con las diferentes tendencias de los sonidos electrónicos. Además, aprovechó para que fueran dos de sus teloneros, los nuevos artistas que se encuentra impulsando a través de su sello discográfico Gaira Música Local, como lo es el Pacific Broders y el talento cartagenero Esteban Nieto.

Minutos después de las nueve de la noche, Carlos Vives, junto a los doce músicos que hacen parte de su agrupación La Provincia, además de más de 20 bailarines, se hicieron presentes en el escenario, comenzando un show de más de dos horas y cuarenta minutos, comenzando con ‘Hoy tengo tiempo’, la canción con la que se abre su más reciente álbum ‘Vives’.

Pese a lo extenso del show, siempre será corto para la cantidad de éxitos que Vives ha acumulado a lo largo de sus cerca de 29 años de carrera musical, si se tiene en cuenta sus canciones realizadas para la serie Escalona.

No faltaron aquellos temas con los cuales empezó toda su revolución de fusión entre la música vallenata, la cumbia, con nuevos sonidos del pop y el rock con ‘Clásicos de la Provincia’, como ‘El cantor de Fonseca’ y ‘La cañaguatera’.

Uno de los momentos especiales de la noche fue cuando Vives convocó a los vocalistas de las principales agrupaciones de lo que se denominó, hace algunos años, el Tropipop, con una serie de jóvenes del colegio que deseaban seguir los pasos de Vives fusionando los ritmos tropicales colombianos con el pop.

Así, apareció en el escenario Samper, vocalista de ‘Sin ánimo de lucro’, junto a Sebastián Yepes de ‘Sanalejo’ y Alejandro González de ‘Bonka’, Gusi, entre otros, quienes hicieron un popurrí con algunas de las canciones más exitosas de sus desaparecidas canciones.

Enseguida, Alejandro González se quedó en el escenario para cantar ‘Hasta viejitos’, tema que realiza a dúo junto a Vives, mientras tres parejas del público declaraban su amor y se realizaban su promesa de matrimonio.

De ahí en adelante continuó interpretando éxito tras éxito, hasta que se ubicó en la parte de atrás del Movistar Arena, frente a las graderías más lejanas del escenario, junto al acordeonero Egidio Cuadrado. Allí, Juanpis, un pequeño niño de la escuela de música Río Grande, de Carlos Vives, dio cátedra interpretando la caja en el clásico de Rafael Escalona, ‘Jaime Molina’, y luego hizo lo propio con la guacharaca para acompañar a Vives en ‘La Celosa’, otro de los Clásicos de la Provincia.

Cerró con ‘Robarte un beso’, pero antes, interpretó ‘Quiero verte sonreír’, una canción compuesta hace cerca de 15 años que confesó, compuso pensando en los secuestrados que se encontraban, en ese entonces, privados de la libertad en las selvas del país.

Carlos Vives volvió a demostrar que es uno showman que cuenta con algunos de los mejores músicos en escena. Que lo deja todo en cada una de las actuaciones y no se bajó del escenario sin antes, hacer un llamado a la unión del país en contra de la corrupción.

BOGOTÁ, (Colprensa).

También podría gustarte