Un muerto y 769 heridos dejan 8 días de paro nacional

284

Según fuentes de la Policía, de los 769 heridos que han dejado las jornadas violentas, 379 han sido integrantes de la fuerza pública y 390 civiles.

Gobierno y organizadores de las manifestaciones han pedido que se proteste de manera pacífica.

Luego de ocho días de manifestaciones en calma y violentas, las autoridades reportan que durante estas jornadas son más de 700 las personas heridas entre civiles y policías.

Según fuentes de la Policía, de los 769 heridos que han dejado las jornadas violentas, 379 han sido integrantes de la fuerza pública y 390 civiles.

Durante el desarrollo de las próximas movilizaciones, el gobierno y los promotores del paro le han pedido a quienes saldrán a las calles a que lo hagan de manera pacífica, ordenada y sin llegar a las vías de hecho.

Comité nacional del paro pide a Duque que retome diálogos con el ELN

Nueve integrantes del Esmad han muerto en manifestaciones en 20 años

No se podrán hacer manifestaciones en la Plaza de Bolívar

El caso de la persona fallecida, el reporte preliminar y que esté relacionado directamente con el paro, es del Dilan Cruz, en Bogotá en medio de un procedimiento de un agente del Esmad, que está siendo investigado.

PATRULLERA AGREDIDA

La patrullera de la Policía Nacional, Paola Arboleda, quien fue agredida junto a varios de sus compañeros por un grupo de encapuchados que se encontraba en medio de una de las marchas que se desarrolló en Bogotá, lamentó que las movilizaciones en el país se vean opacadas por estas personas.

La uniformada, que fue fuertemente atacada el pasado 21 de noviembre cuando prestaban seguridad a la sede del Icetex, ubicada en el centro de Bogotá, calificó como un milagro haber salido con vida tras los golpes que recibió.

La uniformada explicó a LA FM que cuando fueron agredidos, lo único que sintió fue miedo de perder su vida y de no volver a ver a su familia, además de no poder compartir otra noche con sus seres queridos.

“La verdad duele mucho ver cómo prácticamente el mismo pueblo te ataca, porque uno ingresa a esta institución es por ellos, así ellos digan que no, porque uno se trasnocha cuidándolos a ellos, a sus familias y las zonas donde viven, y de esta manera nos pagan”, señaló la patrullera Arboleda.

Agregó que los patrulleros estaban prestando seguridad a la sede del Icetex, y lo único que portaban en ese momento era el escudo y el casco, por lo que, asegura, no tenían intención de enfrentar a nadie.

“Luego de ese ataque con toda clase de objetos contra nosotros, lo único que hicimos fue cubrirnos y esperar a que llegaran más compañeros que nos iban a respaldar. Pero ellos nunca llegaron, ya que estaban atendiendo otras manifestaciones”, dijo la uniformada.

La patrullera Paola Arboleda sostuvo que los vándalos se percataron de que estaban agrediendo a uniformadas mujeres, sin embargo “no les importó y continuaron con el ataque”.

“Ellos sabían que éramos mujeres porque yo les hablé y no les importó”, dijo.

Puntualizó que los encapuchados deben entender que los uniformados de la fuerza pública también son seres humano, que tienen familias y que, al terminar el día, sus seres queridos también los esperan en casa.

PREOCUPACIÓN

De otro lado hay preocupación por el paro y las marchas que se desarrollan en el país y que podrían o no afectar la negociación al incremento del salario mínimo para el 2020, cuya primera reunión se realizará el próximo jueves 5 de diciembre.

Para el profesor e investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, Iván Jaramillo, esta situación lo que genera es una correlación de fuerzas muy distinta a la que se ha vivido en el país.

 “De esta manera los sindicatos van a llegar con mucha más fuerza y con mucha más opción de lograr un buen acuerdo que compense la pérdida tradicional del salario mínimo que no ha sido suficiente incluida con la productividad laboral, y es adverso para la concertación”, explicó el experto.

Por su parte el docente de la Universidad Central y abogado, Octavio Rubio, dijo que la negociación al reajuste del mínimo, es un tema que se va a ver afectado, quiérase o no.

 “A hora el problema es analizar todo lo relacionado con el tema de salario mínimo en el marco de una discusión que se está dando frente al tema de la política salarial y laboral del país, que va tener que articularse y es aquí donde se tendría que ampliar la Comisión de Concertación, para poder responder desde este escenario a todas las peticiones”, explicó Rubio.

A su turno el Ministerio de Trabajo, confirmó que se mantiene el cronograma para la negociación del salario mínimo y el próximo jueves 5 de diciembre, se realizará la primera reunión entre Gobierno, empresarios y trabajadores.

También podría gustarte