Liverpool expone su invito ante Eventon

188

Diez partidos; seis de la Premier, uno de Liga de Campeones, uno de Copa de la Liga y dos del Mundial de Clubes, así de cargada aparece la agenda de los ‘Reds’ entre el 4 de diciembre y el 2 de enero próximos.

El Liverpool, líder invicto de la Premier League con 8 puntos de ventaja, inicia una secuencia frenética de partidos que podría resultar decisiva de cara a su sueño de títulos, comenzando por el derbi  hoy a las 3:15 contra el Everton .

Diez partidos; seis de la Premier, uno de Liga de Campeones, uno de Copa de la Liga y dos del Mundial de Clubes, así de cargada aparece la agenda de los ‘Reds’ entre el 4 de diciembre y el 2 de enero próximos.

El mes de diciembre, tradicionalmente cargado en Inglaterra con el Boxing Day -un día después de Navidad- y la ausencia de parón invernal, toma proporciones descomunales para el equipo de Jürgen Klopp, vivo en todos los frentes.

Para sus perseguidores, el objetivo es cosechar cuantos puntos sean posibles para el campeonato no llegue casi decidido al inicio del 2020.

Privado de su metrónomo brasileño Fabinho, lesionado en un tobillo, el Liverpool tampoco podrá contar con su arquero brasileño Alisson, expulsado contra el Brighton.

Superados de forma cruel bajo la bocina en Leicester (2-1) el domingo, luego de una buena actuación, los ‘Tofees’ sólo disponen de dos puntos de ventaja sobre el descenso y la cabeza de su entrenador Marco Silva pende de un hilo.

Los ‘Foxes’, únicos en mantener el ritmo del Liverpool con seis victorias consecutivas desde su derrota ante los ‘Reds’ a comienzos de octubre, recibirá al colista Watford, que destituyó el domingo a su técnico español Quique Sánchez Flores.

Los ‘Blues’ de Frank Lampard llegan luego de dos derrotas seguidas en Liga y dan síntomas de fatiga, con un banquillo que no siempre ofrece las mismas garantías que el once titular, muy utilizado desde el inicio de curso.

Por detrás del Top 4, el duelo entre el Manchester United (9º) y el Tottenham (5º) de José Mourinho no estará carente de emoción, con el técnico portugués ante su exequipo en Old Trafford.

También podría gustarte