Estudiantes y obreros marcharon sin violencia

367

Santa Marta volvió a dar ejemplo ante el país de orden, seguridad y tranquilidad durante la jornada de protesta convocada por las Centrales Obreras y sindicatos del país. Centenares de personas se hicieron presentes en la marcha la cual se desarrolló en completa normalidad, sin ningún hecho que alterara el orden público y la tranquilidad ciudadana.

Al ritmo de tambores, arengas, pancartas y banderas se llevó a cabo la  jornada de protesta en la que las amas de casa con sus cacerolas fueron las protagonistas.

Frente a lo que se ha denominado como una ‘falta de voluntad y compromiso’ por parte del Gobierno, las centrales obreras, los estudiantes, movimientos sociales, agremiaciones sindicales, docentes, colectivos entre otras organizaciones, salieron desde tempranas horas de la mañana de ayer y se tomaron las principales calles de la ciudad de Santa Marta, elevando sus voces para reclamar garantías laborales y pensionales ante el Gobierno Nacional, así como el  cumplimiento en el Acuerdo de Paz y los pactados con el agro y los indígenas.

La multitudinaria movilización que finalizó en el parqueadero de la Sociedad Portuaria, hizo sentir el descontento de miles de samarios ante la actitud sin mejora que se viene presentando por parte del Gobierno Nacional, así lo dio a conocer Ángel Manjarrés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, CUT, subdirectiva Magdalena.

“La actitud del gobierno no ha mejorado para nada, por ellos nosotros creemos que este paro de hoy se debe a la intransigencia y dilación que el gobierno ha venido optando por los 13 puntos que las centrales obreras y otros colectivos les hemos venido presentando; estamos descontentos con la situación que vive el país a nivel socioeconómico y de libertad, porque los derechos humanos han sido bastante maltratados, el ejemplo de ellos es que estudiantes fueron asesinados en pasadas marchas”, aseguró el presidente de la CUT, subdirectiva Magdalena.

En este sentido, Manjarrés también agregó que: “En el día de hoy nos concentramos con el propósito de plantearle al Gobierno Nacional que baje la posición arrogante que tiene y se siente verdaderamente a negociar con las centrales obreras, y que esta marcha de hoy sea la oportunidad de reflexión sobre lo que necesita el pueblo”.

Por su parte, María del Carmen Ceballos, presidenta del Sindicato de Trabajadores de la Educación del Magdalena, Edumag, aseguró que el pueblo samario marchó en esta oportunidad en contra de las reformas que adelanta el Congreso de la República.

“Marchamos porque ayer el gobierno nos dio otro zarpazo certero, que fue el 50% de la aprobación de la Reforma Tributaria que hoy exime a las grandes empresas nacionales de impuestos, pero que también coloca mucho más a la clase media trabajadora en un país desigual, asimismo, con este paro estamos diciendo que el Comando Nacional del Paro tiene todas las ganas de llevar a cabo un diálogo justo en el que se escuche el clamor del pueblo”, dijo.

Más adelante explicó que este denominado paro 4D es un llamado a que se cumpla con los Acuerdos de Paz, y para que la paz no solo se maneje desde un escritorio, sino desde la calle, “hoy hay un movimiento de paz que llamamos 4D que es el paro nacional”, indicó la presidenta del Sindicato de Educadores.

EL PUEBLO PROTESTA

Del mismo modo, Ana Karina Castañeda, Edil de la Localidad 2 de la ciudad de Santa Marta declaró qué: “Seguimos insistiendo porque la ciudadanía sea escuchada, que las cosas cambien, por la mejora de todas estas políticas macabras que tiene el gobierno y el mensaje que quiero dejar es que hay que seguir luchando, amar e insistir por nuestros derechos”.

Frente a lo anterior, Carlos José Díaz Hernández, representante del estudiantado universitario samario también añadió: “Hoy nuevamente volvemos a las calles, nuestro lugar habitual de exigencia de derechos, porque hemos entendido que nuestra mayor arma es el argumento y nos hemos preparado un argumentar, toda vez de que se ha tratado de deslegitimar la misma movilización o esta declaratoria de paro, que se ha denominado contra el Paquetazo de Duque: Por la vida y por la paz”.

Afirmó además, que está movilización es un llamado por parte del pueblo colombiano que se ha denominado como Colombia profunda y real, con el que le exigen el respeto hacia los derechos de la vida digna de todos los colombianos y colombianas.

(…) Pero también estamos diciéndole al Gobierno Nacional y al grupo político que respalda al actual Presidente de la República que nosotros lo que estamos proponiendo es un tema de reivindicación, de reconciliación nacional y para que se dé la reconciliación nacional tiene que haber una reivindicación de derechos del pueblo, por eso nuevamente volvemos a la calle, para decirles que queremos no sólo un diálogo, sino que queremos una mesa de concertación para solucionar los problemas que tengan hoy al pueblo colombiano en términos de vida digna”, indicó Díaz Hernández.

En particular, el estudiantado marchó con ahincó por el replanteamiento del concepto de seguridad ciudadana, el rechazo a las reformas laborales y a los modelos económicos poco adecuados para los colombianos

“No estamos diciendo que se acabe la Policía Nacional, sabemos que es necesaria en términos de seguridad ciudadana, lo que nosotros queremos  es que se replantee el concepto de ciudadanía segura que tenemos hoy en Colombia, para que se entienda que no es con represión, que no es agrediendo al manifestante, agrediendo a mi hermano, porque estamos hablando entre colombianos, lo que estamos diciendo es que hoy rechazamos el grupo llamado Esmad, denominados por muchos como el escuadrón de la muerte”, manifestó el representante de los universitarios.

Asimismo, Carlos José Díaz Hernández, añadió: “Los rechazamos porque sus protocolos, los sus mecanismos, sus acciones atentan contra la integridad física, contra el bien y contra la vida de los manifestantes, que entre otras cosas cabe resaltar que el derecho a la protesta es un derecho constitucional”.

CONTRA EL GOBIERNO

Por otro lado, los manifestados mostraron un rotundo rechazo al modelo económico que implementó el Presidente de la República, el cual consideran no es el adecuado para el pueblo, esto haciendo referencia a la reciente aprobación por parte del Gobierno Nacional para la creación del Grupo Bicentenario, el nuevo holding financiero estatal. “Hemos dicho no a este modelo económico, porque sus acciones están fundamentadas en unos organismos internacionales los cuales sus criterios son netamente yo te entrego algo y me tienes que devolver algo mucho mayor”, indicó uno de los manifestantes.

Luego agregó: “Este gobierno es mentiroso, la verdad de este gobierno ha sido la mentira, pero la respuesta nuestra no puede ser la violencia, tiene que ser la contundencia política, nuestros argumentos y la movilización, por eso estamos reunidos todos los sectores sociales, populares, étnicos, etcétera, en función de la construcción de la patria y de un pueblo con vida digna”.

SIN NINGUNA NOVEDAD

De acuerdo al balance entregado por parte del comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, el Coronel Gustavo Berdugo, la nueva jornada de manifestación se llevó a  cabo con completa normalidad y sin ningún incidente para lamentar. “Esto gracias a una reunión concertada previamente, que llevó a que entregáramos unos compromisos, tanto ellos como nosotros y eso genero una marcha pacífica, con buen comportamiento y sin ningún incidente”.

Además, según información suministrada por las autoridades, alrededor de 50 uniformados estuvieron ubicados en puntos estratégicos a lo largo de la ruta concertada para la manifestación, velando por la seguridad y el buen desempeño de la misma.

“Somos garantes del derecho que tienen los ciudadanos a la manifestación pública y pacífica, siempre y cuando lo hagan dentro de los parámetros de la Constitución Política y la Ley. Tuvimos desplegadas un importante número de uniformados, en el ámbito preventivo y operativo, para acompañar y garantizar una jornada en completa normalidad”, manifestó el coronel Gustavo Berdugo, comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

PLIEGO DE PETICIONES

Vale la pena resaltar que son en total 13 razones principales las que conforman la base para el paro contra el denominado ‘Paquetazo de Duque’, la primera de ella es la derogación del proyecto de ley de reforma tributaria, ahora llamado por el Gobierno Nacional como Ley de Crecimiento, que incluiría tres días sin cobro de IVA al año, la devolución del impuesto de valor agregado a las familias más vulnerables y la reducción de aportes de salud para los pensionados.

Asimismo, dentro del pliego se exige la acabar el holding financiero con el que se creó el Grupo Empresarial Bicentenario, el cual reúne 16 entidades públicas. Según los convocantes al paro bajo esta figura el Gobierno buscaría fusionar y privatizar dichas entidades lo que generaría una gran ‘masacre’ laboral, del mismo modo, piden tumbar la circular 049 del Ministerio de Trabajo sobre estabilidad laboral reforzada con la que se facilitaría el despido de trabajadores en situación de discapacidad o debilidad por cuestiones de salud.

Uno de los puntos más espinosos de los diálogos es la disolución del Escuadrón Antidisturbios, Esmad y la depuración de la Policía, lo cual piden con ahínco luego de la muerte de Dilan Cruz y por los desmanes, los actos vandálicos, abusos de autoridad y excesos de fuerza presentados que se presentaron durante las pasadas movilizaciones.

Otra de las peticiones es no presentar la reforma pensional con la que, según las centrales obreras, se daría fin al régimen de prima media dificultando aún más las posibilidades para que los trabajadores colombianos logren la pensión y no presentar reforma laboral y derogar los artículos 193, 198, 240 y 242 del Plan Nacional de Desarrollo tras considerar que pueden afectar la manera en que los trabajadores realizan sus cotizaciones a pensión.

Se exige no privatizar ni enajenar bienes públicos, muy de la mano de la petición N°2. Esta solicitud busca que sin importar la participación accionaria del Estado en las empresas se respeten y se blinden de cualquier posible venta y el cumplimiento de acuerdos anteriores con diferentes sectores participantes en el paro como estudiantes, indígenas, trabajadores y educadores del Estado.

como novena razón el Comité del Paro Nacional pidió tramitar con dignidad agropecuaria las principales necesidades del campo colombiano, fomentando el desarrollo rural tras la revisión de los acuerdos de Tratado de Libre Comercio y producción. De igual manera, cumplir e implementar los Acuerdos de Paz firmados en La Habana con la ex guerrilla de las Farc.

Y finalmente piden tramitar lo más pronto posible los proyectos relacionados con la Ley Anticorrupción; derogar el artículo 313 del Plan Nacional de Desarrollo, PND, que autoriza el cobro de 4 pesos por kilovatio de energía en los estratos 4, 5, y 6 para financiar Electricaribe y definir políticas ambientales para la protección de páramos y medio ambiente.

También podría gustarte