Los 100 años de la aviación comercial en Colombia

362

En sus inicios, por allá en los albores del siglo XX, y con el nombre de Sociedad Colombo-alemana de Transportes Aéreos – Scadta, y mediante escritura pública numero 2374 de la notaría Segunda de Barranquilla, con un capital de 100,000 pesos, nace la empresa y firman las escrituras cinco colombianos y tres alemanes “aventureros y enamorados de un territorio lleno de misterio y riqueza naturales”: los señores Alberto Tietjen, Ernesto Cortissoz, Rafael María Palacios, Cristóbal Restrepo J, Stuart Hoise, Jacobo A. Correa, Aristides Noguera y Werner Kaemmerer.

El país se encontraba en un atraso en sus comunicaciones, “siendo el río Magdalena, que con la ayuda de los vapores lentos y en jornadas largas y penosas era la única vía por la cual se movía todo el progreso

“…Hacemos un paréntesis para reseñar que el primer vuelo experimental con correo aéreo se realizó entre Barranquilla y Puerto Colombia, el 18 de junio de 1919. Avión piloteado por el aviador norteamericano Knox Martín y quien lo acompañó en la odisea el Señor Julio Mario Santo Domingo; en aquella tarde fue lanzado por los aires en la población de Puerto Colombia un saco con correos que contenía 200 sobres y sus estampillas reselladas y se sobrecargó con la frase “1.er Servicio Postal aéreo-6-18-19”. y que posteriormente fueron reconocidos como oficiales y hoy cada sobre circulado tiene un precio alto en el mercado filatélico.

El primer vuelo experimental de la Cia Scadta en Colombia: El 4 de agosto de 1920 Scadta recibe en el muelle de Puerto Colombia dos pequeños aviones junkers F-13 para comenzar sus actividades aéreas. El 5 de septiembre de 1920 se realiza un vuelo de ensayo sobre el área de Barranquilla. Y el 8 de septiembre de 1920, partiendo desde Barranquilla y dos días después en un viaje “lleno de aventuras y sobresaltos” aterrizan en Puerto Berrío Antioquia sobre la margen izquierda del río Magdalena transportando 9.5 kilos de correo; avión piloteado por el ingeniero Alemán Fritz Hammas, su compañero Guillermo Schnurbusch como mecánico y como primer pasajero e intérprete el socio de la empresa el señor Stuart Hoise.

El 14 de septiembre del mismo año regresan nuevamente a Barranquilla y al decir del Coronel Herbert Boy, ‘’las pericias del viaje les habían enseñado multitud de cosas. Schanrbusch convertido en un experto en vuelos en el trópico, en una técnica de la ‘’cabuya y el jabón de tierra’’, ya meditaba sobre las reformas que habría que hacer a los aparatos alemanes para volar en Colombia’’.

El 4 de octubre de 1920 Scadta hace sus primeras 2.5000 estampillas de 0.30 ctvos. El 8 de octubre de 1920 la compañía Scadta, firma un contrato con el gobierno nacional para el uso del correo aéreo.

‘Felizmente’ el 19 de octubre de 1920 se llevó a cabo el primer vuelo oficial de la Scadta partiendo de la ciudad de Barranquilla y arribando al puerto de Girardot sobre el río Magdalena. Hidroavión Junker F- 13 bautizado ‘’Colombia’’ comandado por el piloto alemán Hellmuth Von Krohn y acompañado por su mecánico Schnurbusch. El vuelo llevó por primera vez correo aéreo porteado con estampillas de la Scadta, autorizadas por el gobierno nacional. Allí los esperaban el presidente de la República, Don Marco Fidel Suárez y sus ministros de gabinete; altos funcionarios del gobierno y de la iglesia y multitud de personas, que querían presenciar la llegada del primer avión a la ‘Ciudad de las Acacias’.

Mientras tanto en Bogotá se ofrecía un premio en dinero al primer aviador que remontara los Andes y llegara hasta la capital. Una vez conocida la noticia por los pilotos, decidieron que el avión ‘’Bogotá’’ que se encontraba en Barranquilla se trasladara a Girardot comandado por el piloto Hammer, y, el gerente de Scadta, el señor Tiertjen, quien venía ya resuelto a viajar a la ciudad de Neiva con el fin de vender acciones de la CIA, toda vez que ésta se encontraba en dificultades económicas.

El viernes 26 de noviembre de 1920, en Girardot, el Sr Tiertjen con Hammer y Schnurbusch emprenden el viaje a la ciudad de Neiva. Allí son recibidos por personajes de la vida civil y política y en sus días de estancia hicieron todo lo posible para que la asamblea departamental les aprobara las compras de acciones, que a la postre se dieron, por la insistencia de los comisionados de la Scadta, pero no sin antes sortear algunos escollos para la consecución del dinero, y en palabras del Coronel Boy.. “durante aquellos cuatro días Tietjen había luchado contra el escepticismo de los huilenses. Los diputados de la Asamblea no estaban muy convencidos de la utilidad del negocio y decían que en realidad los huilenses no necesitaban del servicio aéreo’’, porque “cada opita tiene su mula’’.

El hidroavión regreso a Girardot el 30 de noviembre de 1920. Es de anotar que el 17 de noviembre de 1920 se hizo un vuelo de prueba sobre los llanos del Tolima.

EL PRIMER VUELO DE SCADTAA BOGOTÁ

Desde la ciudad de Girardot se preparó el viaje hacia la capital de la República, vuelo que urgía hacerse para ganar el premio que ofrecía la capital al primer aviador que volara sobre la sabana y llegara sin contratiempos, pues se tenía noticias que a la ciudad de Honda había llegado el experimentado norteamericano Knox Martin, para ganarse el premio anunciado.

Y fue así que el 11 de diciembre de 1920 la compañía Scadta con el piloto Helmuth Von Krohn y el mecánico Carlos Vansch emprendieron el viaje, bajo un cielo despejado, y allí lo esperaba el cónsul de Alemania, quien le había preparado una pista en un potrero en las afueras de la sabana para el aterrizaje. Viaje muy importante no solamente por el premio que recibió, sino desde el punto de vista promocional para la Scadta. Allí en Bosa el hidroavión se averió y una vez superado el impase, “el 4 de marzo de 1921 retornaron a Barranquilla, en un periplo que duró cinco meses y representó para la Empresa el inicio de los vuelos al interior del país”.

Los primeros siete meses de 1921 Scadta realizó vuelos de prueba y ajustes para poner a punto las operaciones aéreas de la Empresa. El 19 de septiembre de 1921 comienza el itinerario semanal fijo entre Barranquilla y Girardot, y Neiva y de Barranquilla a Cartagena.

La filatelia como auxiliar de la historia postal nos evidencia en sus sobres circulados las fechas de los itinerarios de vuelos que van entre el 4 de marzo y el 19 de septiembre de 1921, entre las ciudades de Bogotá, Neiva, Girardot y Barranquilla, ciudades en las cuales la Cia Scadta inició los vuelos llevando la correspondencia al interior del país. La Scadta comenzó los servicios con itinerarios sobre un cronograma fijo, entre Barranquilla y Girardot. “Esta fecha debe ser observada como una de las fechas más importantes en todo el calendario de eventos que comprende la historia de la aviación comercial en América latina”, según el dr. C. Valenzuela.

ACCIDENTES AÉREOS DE SCADTA

El primer accidente de la Compañía se produce en la ciudad de Girardot a mediados de 1920, cuando el hidroavión junkers ‘’Colombia’’ al emprender vuelo hacia la ciudad de Barranquilla, se estrella contra unas rocas en el viejo puente que sirve de límites entre Girardot y Flandes. Lleva tres pasajeros, su piloto y el mecánico de apellido Schroeder, siendo este último la única víctima de este primer accidente de la Scadta.

El segundo accidente de la Scadta y el más grave en su historia aconteció en Barranquilla, el domingo 8 de junio de 1924, cuando el hidroavión ‘Tolima’ levantó vuelo y en medio de los festejos de aquel día, el avión hace un recorrido por la ciudad, lanzando propaganda, con tan mala suerte que este se precipita sobre la ciudad. En este vuelo pierden la vida el presidente de la Scadta Ernesto Cortissoz, el piloto alemán H Von Krohn, el mecánico G Fischer y 3 ciudadanos alemanes.

En palabras del Coronel Boy.. ”aquel accidente fue un duro golpe para la naciente Compañía de aviación y para la ciudad de Barranquilla, que con estos hombres perdía a sus servidores más fieles’’.

A mediados del año 1926 la Cia Scadta llega hasta Bucaramanga y Puerto Wilches. Allí el hidroavión ’Caldas’ se accidenta y pierde la vida el coronel A Morell.

El 10 de marzo de 1934, con ocasión de un congreso minero en el Chocó, viajaban personajes de la vida pública del país y en el trayecto entre los ríos Atrato y San Juan, el hidroavión de la empresa Scadta con matrícula C-3 y bautizado con el nombre de ’Von Kronhn’, se precipitó sobre la selva, causándoles heridas a muchos de los personajes.

Su rescate duró varios días y el Presidente de aquella época el Dr. Alfonso López Pumarejo se salvó, por recomendación del piloto Coronel Boy, que lo hizo desistir del viaje, pues la Compañía aún no había explorado las rutas en el Pacífico Colombiano.

El día 24 de junio de 1935, será para la aviación colombiana un día de ingrata recordación. El avión trimotor F31 propiedad de la empresa Saco (Servicio Aéreo Colombiano), piloteado por el capitán Ernesto Samper Mendoza, con 13 pasajeros abordo, se estrella en el aeropuerto Olaya Herrera de la ciudad de Medellín, con el avión ‘Manizales’ de la Cia Scadta. A las 2 de la tarde y 46 minutos de aquella tarde aciaga, y debido al impacto de las dos aeronaves estas quedan destruidas salvándose tres pasajeros; minutos después la dos aeronaves estallan en llamas muriendo 17 personas de las dos aeronaves, entre estos muere calcinado el famoso cantante de tangos Carlos Gardel, que por esos días visitaba nuestro país.

El 17 enero de 1939 el avión C-63 ’Leticia’, 55 minutos después de haber despegado vuelo del aeropuerto de Techo en la ciudad de Bogotá con dirección a los Llanos orientales, pierde toda comunicación con la aeronave; 4 personas lleva a bordo en una misión científica de la Compañía Scadta. Sus ocupantes y todo el equipo se pierden, y hasta la fecha es el gran misterio en los vuelos accidentados de la Compañía Scadta

El 15 de abril de 1939, el avión de la empresa Scadta No 8411 en un viaje, entre la ciudades de Convención y el Tarra, en Norte de Santander, se precipita a tierra muriendo sus dos ocupantes. Este será el último accidente de la Compañía, porque a mediados de junio de 1940 la empresa es liquidada y pasa a manos de la Compañía Avianca -Aerovías Nacionales de Colombia.

SCADTA Y SUS PRIMEROS VUELOS AL EXTERIOR

El pacto Olaya- Kellogg. La empresa organizó a mediados de 1925 con botes volantes el “Atlántico” y “Pacífico” una expedición a Centroamérica, que zarpó de Barranquilla con escalas en Cartagena, Colón, Puerto Limón, Managua, Amapala en Honduras, Libertad en San Salvador, San José en Costa Rica, Yucatán en México, La Habana en Cuba, para finalmente aterrizar en Palm Beach, en la Florida.

Viaja en este periplo por los países de Centroamérica, el Sr Von Bauer, como representante legal de la empresa con el fin de gestionar en estos países un permiso para establecer un servicio regular de sus actividades aéreas. A su regreso encontró un sinnúmero de problemas y dificultades y fue así como el Sr Hammmer, se marchó a Nueva York, en busca de recursos económicos.

Allí el Dr. Enrique Olaya Herrera como representante de Colombia, lo referencia ante el Presidente de los Estados Unidos, Mr. Coolidge, y muestra la importancia de implementar los servicios postales aéreos entre las dos Américas. De allí salen decepcionados pues el gobierno de los Estados Unidos no estaba interesado en el desarrollo de la aviación civil en Colombia y consideraba prematuro establecer servicios internacionales.

Pero, a la postre, encontraron unos personajes norteamericanos y se dieron a la tarea de organizar una empresa de aviación en los Estados Unidos y de allí, posteriormente, se fusionaron bajo el nombre de Pan-American Airways.

Con leyes norteamericanas los Estados Unidos pretendían regular el tráfico aéreo en el continente americano. Ese anteproyecto “pretendía minimizar la importancia de las Naciones situadas al sur del Río Grande y especialmente la de aquellas que están al otro lado del Canal de Panamá”, según lo relata el capitán Boy.

En la Conferencia de La Habana en 1927, se adoptó un anteproyecto y con el beneplácito de la delegación Norteamericana, se incorporaron las leyes a la legislación mundial sobre el tráfico aéreo, conociendo esto como el pacto Olaya-Kellogg, y así la Scdta inicia los vuelos regulares a Panamá y Ecuador. Mientras tanto en Colombia ya posesionado como Presidente el Dr. Olaya Herrera, llama a su buen Amigo el Coronel Boy, para “que estudiara la manera de establecer aeródromos en la regiones más apartadas de Colombia”. Esto sucedía el 1 de septiembre de 1932.

Durante los primeros veinte años de la Sociedad Colombo-Alemana de Transporte Aéreos, entre las dos guerras mundiales, se fundaron en el país nueve compañías de aviación comercial entre las cuales sobresalen Saco, Cosada, en Santander; Cia Colombiana de Navegación Aérea, en Medellín; Unca, en Medellín; Cóndor Sindicato en Bogotá.

HITOS EN LA HISTORIA DE LA COMPAÑÍA SCADTA

El correo aéreo constituyó para nuestro país uno de los más grandes motivos y fue el motor importante en el desarrollo industrial y comercial en la década de los años veinte . En 1923 la compañía con sus hidroaviones fue pieza fundamental para salvar al país de una crisis económica y fue así como transportó el dinero en el lapso de veinticuatro horas ,y así de esta manera conjurar la quiebra inminente del Banco López.

Para el año de 1928 se establecieron los primeros servicios aéreos internacionales.,y una aeronave piloteada por el Capitán Herbert Boy y Hermann como pasajero ,viajaron al Ecuador,con el fin de celebrar los contratos sobre la conducción del correo internacional. Fue éste el primer aparato aéreo comercial en cruzar la línea ecuatorial, ” virgen por el aire desde los comienzos de los tiempos”, al decir de su piloto.

Igualmente uno de los mejores logros de la Scadta, fue la creación de la ”seccion científica”,donde ofrecían los servicios de planos topográficos, y que a la postre le sirvieron al país para el levantamiento de los primeros mapas aerográficos. Estudios que se llevaron acabo en Suramérica y que más tarde fueron reconocidos a nivel mundial por el instituto Geográfico de París.

DATO

La Sociedad Colombo-Alemana de Transportes Aéreos – Scadta fue la segunda aerolínea del mundo y la primera aerolínea de América. Operó bajo ese nombre desde 1919 hasta 1939.

IBAGUÉ (EL NUEVO DÍA).

También podría gustarte