Nuevas pruebas en caso de joven golpeada por yate cambiarían versión inicial

672

Un nuevo giro podría darse en el caso de la muerte de la joven Valentina González Medina, quien perdió la vida luego de un accidente con un yate que le ocasionó graves heridas en la espalda y la cabeza cuando departía con amigos en el mar de la Isla Cholón, zona insular de Cartagena, el 30 de noviembre.

Desde la comandancia de Guardacostas del Caribe, el capitán de Navío, Jorge Herrera, ha manifestado que la comunidad le señaló a las autoridades que el accidente se presentó debido a que la joven se encontraba haciendo ‘careteo’ a 300 metros de la playa, en un lugar restringido para los bañistas por el paso de las lanchas que llegan a este sector.

Sin embargo, la defensa de la familia de Valentina González ha desmentido esta información y en diálogo con La FM aseguró tener pruebas que demuestran que esta versión es completamente falsa y la joven no estaba haciendo careteo sino flotando en el mar junto a su novio.

“Valentina estaba donde todo el mundo se mete en el agua con su acompañante que era su novio, entra una lancha a toda velocidad incumpliendo todas las normas, y le hace heridas graves de gran profundidad en la cabeza, cuello y la espalda”, relató el abogado Rafael Pacheco.

Para sustentar su acusación, afirma que no solo tiene la prueba testimonial (la pareja sentimental de Valentina) sino también pruebas técnicas, entre ellas fotografías, que demostrarían que la joven estaba usando un flotador.

“Tengo una serie de fotografías de que Valentina estaba metida en un salvavidas redondo y estaba flotando en el mar. No estaba ni careteando ni buceando. Hay una prueba en que se ve que cuando la sacan del agua y la auxilian los pescadores ella todavía mantiene el salvavidas que estaba utilizando antes del accidente”, aseguró el jurista.

Agregó que “todo parece indicar que los motores de esa embarcación la succionaron (mientras ella flotaba) y esas fueron las consecuencias gravísimas de su muerte instantánea”.

La defensa en el caso de Valentina González  cuestionó también el proceder del conductor del yate que golpeó a la joven pues “lo peor huye del lugar de los hechos”, aseveró.

“Cholón es tierra de nadie, donde todo el mundo hace lo que le da la gana. En Barú hay policías pero no hay guardacostas, cosa extraña, y en Cholón no hay ni policías ni guardacostas, no hay absolutamente nada, esa es una tierra que cuando llegas tiene que actuar por tus propios medios, particularmente los que más sufren accidentes allí son la gente del interior que no está acostumbrada al mar y a las embarcaciones”, señaló, afirmando que no hay ninguna señalización.

Pacheco dijo que muchas lanchas llegan a esta zona y mantienen prendidos los motores lo que puede generar ese tipo de accidentes. “Cuando llega la nave no se encuentra la orilla hay hasta 10 metros de profundidad”.

Recalcó que este no es el primer accidente que ocurre en este lugar y que precisamente este jueves Diana Cepeda, otra víctima de un hecho similar, le dio poder para que actúe en su caso pues ella quedó gravemente herida hace dos años y perdió el 70% de la masa de su pierna izquierda.

 

Fuente: Sistema Integrado Digital
También podría gustarte