Embajada de Suecia publica informe sobre enfoque de género en el acuerdo de paz

286

La Embajada de Suecia, en cooperación con ONU Mujeres y el Instituto Kroc de Estudios Internacionales para la Paz, se realizó el segundo informe titulado “Hacia la paz sostenible por el camino de la igualdad de género”, el cual tiene como objetivo mostrar los avances en la implementación de este enfoque y presentar un análisis cuantitativo del cumplimiento de los 130 compromisos con enfoque de género desde el inicio de la implementación hasta agosto de 2019.

El análisis cualitativo gira en torno a cuatro temas identificados como prioritarios por organizaciones de mujeres y otros actores relevantes:

– Transformación territorial, Reforma Rural Integral y sustitución de cultivos de uso ilícito;

– Garantías de seguridad para lideresas y líderes sociales;

– Proceso de reincorporación , procesos de reconciliación comunitaria y construcción de tejido social con perspectiva de género

– Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición (SIVJRNR), y sus avances en el enfoque de género en su arquitectura institucional, con la efectiva participación de las mujeres

El informe recalca que una paz sostenible requiere la inclusión del liderazgo de las mujeres y de la garantía de sus derechos en pro de la igualdad de género.

Con respecto a la implementación del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, ha avanzado el proceso desde la firma del acuerdo hasta septiembre de 2019. Sin embargo, aún persiste una brecha entre la implementación general y la implementación de los 130 compromisos con enfoque de género.

Hasta agosto de 2019, de los compromisos con enfoque de género el 42% no estaba iniciado, a diferencia del 27% no iniciado en la implementación del Acuerdo general, una diferencia del 15%.

Así mismo, entre los iniciados hay un número menor de compromisos con enfoque de género completados (17%) en comparación con la implementación general del Acuerdo (25%).

 

Recomendaciones sobre iniciativas con enfoque de género

El Informe da recomendaciones puntuales al Gobierno para impulsar la implementación con enfoque de género, entre ellas:

– Fortalecer las dimensiones preventiva y colectiva de la protección de los derechos de las lideresas y defensoras de derechos humanos.

– Promover la participación de las mujeres en proceso de reincorporación en actividades económicas, políticas y sociales propias del proceso.
– Asegurar la incorporación del enfoque de género no sólo como principio, sino también como medida y resultado en los fondos, programas y proyectos de financiamiento liderados por el Gobierno Nacional.

– Garantizar el acceso de las mujeres a la tierra, la armonización de los planes locales y nacionales de planeación con los mecanismos dados por el acuerdo de paz y garantizar la participación de las mujeres en el marco de acciones de la Reforma Rural Integral.

 

Logros y retos del enfoque de género

El informe muestra que los mayores avances en los últimos meses se han presentado en el Punto 5 (Derechos de las Víctimas).

Cabe destacar que las instituciones que conforman el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición han trabajado metodologías que permiten la inclusión de los enfoques de género y étnico en la formación de los equipos de las entidades, en la recolección y el análisis de la información, así como en el relacionamiento con grupos de mujeres, población LGBT y comunidades étnicas.

Así mismo, uno de los hitos de este periodo ha sido la puesta en marcha de la Alta Instancia de Género del Gobierno para implementar las medidas afirmativas del PMI y garantizar los derechos de las mujeres y la población LGBT.No obstante, se hace evidente que persiste una brecha entre los niveles generales de implementación y los de implementación del enfoque de género.

Como conclusión, a tres años de la firma del Acuerdo, el proceso de implementación se encuentra en un momento de inflexión en el cual se debe trascender la creación de nueva infraestructura institucional y la aprobación de normas y planes, para concentrar todos los esfuerzos en la implementación territorial.  Esto con el fin de construir paz y procesos de desarrollo a nivel local y nacional, para un mayor fortalecimiento del liderazgo de las mujeres.

Bogotá (Colprensa).

También podría gustarte