Los samarios honraron a ‘la Inmaculada’

394

Este acto de fe se convirtió en una gran oportunidad para que muchas familias se integraran, a través de la advocación de la Inmaculada Concepción.

Como es tradición los samarios comenzaron a celebrar el dogma de la Inmaculada Concepción desde el 7 de diciembre.

El dogma de fe según el cual la Madre de Jesús fue preservada del pecado desde el momento de su concepción. Es decir, desde el instante en que comenzó su vida humana.

Es así como en la noche del 7 de diciembre  los actos religiosos se concentraron en la Catedral Basílica de Santa Marta, allí tuvo lugar la Ceremonia de la Luz y acto seguido la procesión con la imagen original de la celebrada santa patrona, la cual fue traída hace muchos años de España a tierras samarias.

Y la fiesta en honor a la Madre de Dios continuó en la noche con el encendido de las velitas y los faroles multicolores, tradición que se mantuvo hasta la madrugada de ayer 8 de diciembre en los barrios populares de esta capital.

Este acto de fe se convirtió en una gran oportunidad para que muchas familias se integraran, a través de la advocación de la Inmaculada Concepción.

Los niños eran los más felices con esta tradición que piensan mantener viva porque así se lo han inculcado sus padres.

Y este domingo la celebración religiosa continuó en la Catedral Basílica de Santa Marta, con la Santa Misa, Primeras Comuniones y una procesión con la imagen de la Inmaculada.

La doctrina sostiene que la Beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús, Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles…

Actualmente son miles las iglesias dedicadas a esta advocación en todo el mundo y millones de fieles le tienen una particular devoción.

La Virgen María es Inmaculada gracias a Cristo su hijo, puesto que Él iba a nacer de su seno es que Dios la hizo Inmaculada para que tenga un vientre puro donde encarnarse. Ahí se demuestra cómo Jesús es Salvador en la guarda de Dios con María y la omnipotencia del Padre se revela como la causa de este don.

La Inmaculada Virgen María nos muestra la necesidad de tener un corazón puro para que el Señor Jesús pueda vivir en nuestro interior y de ahí naciese la Salvación. Y consagrarnos a ella nos lleva a que nuestra plegaria sea el medio por el cual se nos revele Jesucristo plenamente y nos lleve al camino por el cual seremos colmados por el Espíritu Santo.

También podría gustarte