Gobierno intensifica vigilancia por el último tramo de lluvias

129

El director general de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), Eduardo José González, pidió que se arrecien las medidas para evitar catástrofes.

Debido a que se acerca el fin de la temporada de lluvias en Colombia y llega la temporada seca, el director general de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), Eduardo José González, pidió que se arrecien las medidas para evitar catástrofes.

Mientras tanto en el municipio de Barbacoas, Nariño, cerca de 6.000 familias se vieron afectadas por una inundación.

Según el director de la entidad durante la temporada de lluvias que termina en siete días (15 de diciembre), se han presentado 265 eventos en 188 municipios de 28 departamentos, entre los que se encuentran avenidas torrenciales, granizadas, inundaciones, movimientos en masa, vendavales, temporales, crecientes súbitas y tormentas eléctricas, eventos que han afectado a más de 39.000 personas.

La inundación que se presentó en Barbacoas ya es calificada como la más graves que se han dado en ese municipio pues el cauce del río Telembí se elevó más de 14 metros lo que dejó miles de familias afectadas.

El presidente Iván Duque informó en sus redes sociales que “ante emergencia por inundación que se registró en el municipio de Barbacoas (Nariño), por el desbordamiento del río Telembí, le di instrucciones al Director de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo, para que viaje de inmediato a la zona y atienda esta situación. Nuestra solidaridad con estos compatriotas”.

Ayer González se desplazó hasta la zona e inició un Puesto de Mando Unificado Ampliado en el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres para verificar la emergencia. La inundación que se presentó por las fuertes lluvias registradas desde la noche del jueves.

La zona urbana del municipio fue la más afectada con cerca de 18 barrios inundados entre las que se encuentran las sedes de Bomberos y defensa civil; en el municipio de Tumaco, Nariño, las autoridades también registran inundaciones producto del desbordamiento de los ríos Imbilí y Mira, preliminarmente se encuentran afectadas más de 300 familias y cultivos de plátano y cacao. Hasta el momento se desconoce que existan víctimas mortales.

Así mismo, se han presentado emergencias en los municipios de Roberto Payán, Colón, Funes, San Bernardo, Samaniego, Túquerres, Santa Bárbara y Leiva.

El Gobernador de Nariño Camilo Romero indicó que “ya se realizó el Comité de manejo de desastres “las afectaciones son mayúsculas y las autoridades están al tanto de la situación Solidaridad y acciones con todos los afectados”.

Cabe anotar que el pasado 21 de abril en el mismo municipio también se registró una inundación que obligó al gobierno, en cabeza de Iván Duque, a desplazarse hasta el lugar, sin embargo la comunidad indica que las promesas que en su momento se hicieron no se han cumplido.

Según dijo el concejal de Barbacoas, Wilson Javier Castillo Tenorio, “la naturaleza se ha enseñado con este pueblo, pedimos que pongan los ojos en este municipio y nos ayuden, no nos dejen solos, solicitamos que nos acompañen, esta situación es más grave que lo del mes de abril, acá llegó el Presidente, pero los acuerdos no han hecho efectivos”

La Unidad Nacional de Gestión de Riesgo reportó que en esta temporada de lluvias uno de los eventos más graves se presentó el pasado mes de abril en el municipio de Rosas, Cauca por cuenta de un deslizamiento de tierra en donde perdieron la vida 33 personas, “la UNGRD como coordinadora de las entidades del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres y junto con los Consejos de Gestión del Riesgo del municipio y del departamento atendieron la emergencia, con la entrega de ayudas humanitarias y subsidios de arriendo”, informó la entidad.

Según González, luego de la entrada de la temporada seca, que inicia el 16 de diciembre y finaliza el 14 de marzo de 2020, es necesario que los departamentos, municipios y la comunidad tomen todas las medidas necesarias para evitar los incendios forestales, y en lo posible, hacer uso racional del agua y promover una cultura de ahorro de este líquido.

También podría gustarte