Artistas marcharon en ´Un canto por Colombia´

199

La fiesta por cuenta de ‘Un canto por Colombia’, se llevó a cabo ayer en medio de completa tranquilidad dando su voz de aliento al Paro Nacional.

En total fueron siete kilómetros de recorrido, en el que hubo siete tarimas, entre ellas una móvil, en la que los artistas dieron sus discursos e invitaron a los colombianos a movilizarse en forma pacífica, contra las medidas que están afectando al país.

Las últimas intervenciones musicales que se realizaron fueron las de Doctor Krápula en el Parque de los Hippies, y el de Totó la Momposina, en la calle 85 con 15. La artista, al terminar su intervención, dio un mensaje a los jóvenes manifestantes: “Yo sabía que algo tenía que pasar a través de la juventud, porque ustedes son, y serán siempre, el sentido de pertenencia, no solo de Colombia, sino también de toda América Latina”.

Entre aplausos, los artistas fueron ovacionados por el público, el cual cantó sus canciones en torno al apoyo del paro que comenzó el pasado 21 de noviembre y que se espera, tenga una negociación con los miembros del Gobierno Nacional.

A esta manifestación se sumó la Guardia Indígena, la cual fue recibida con frases de apoyo y admiración por parte de los ciudadanos. “¡Guardia, guardia! ¡Fuerza, fuerza!”, les gritaron los ciudadanos en muestra de apoyo.

Adriana Lucía, Alejandro Riaño, Santiago Cruz y otros artistas se desplazaron a bordo de la tarima móvil instalada para el concierto. Salió desde el Planetario y avanza en dirección hacia el norte de la ciudad. Cientos de capitalinos acompañan a los artistas mientras cantan arengas alusivas al paro nacional.

El artista César López, uno de los organizadores del evento, le dijo a la Agencia Anadolu que “nosotros creemos que el papel que puede jugar este sector del arte -y por supuesto no pretendemos representar a todos músicos- era sincronizar un poco las emociones del paro. La gente tiene rabia, la gente está desesperanzada y desesperada, lo que nosotros podemos hacer es ayudar a modular y a moderar esas sensaciones”.

 “Hay una deuda social aplazada y un deterioro emocional en el país -dijo López-. Ahí caemos nosotros para no solo proponer que hablemos (en el diálogo nacional) basados en las emociones, sino que queremos proponer el cómo conversar. Que haya una metodología acorde para que quienes estén ahí sentados, de un lado y del otro, puedan desprenderse de sus etiquetas y se entiendan desde su humanidad”.

También podría gustarte