En Santa Marta, 126 mil personas laboran en la informalidad: Dane

632

El dato corresponde al índice de informalidad de la ciudad que la ubica como la tercera urbe en este apartado solo detrás de Cúcuta y Sincelejo.

POR
GIANCARLOS
VILLARREAL LARIOS

El comportamiento del Mercado Laboral en Santa Marta según el más reciente boletín trimestral de ocupación laboral en la ciudad entregado por el Dane, no solo ubica a Santa Marta como tercera urbe con mayor tasa de informalidad como un 62,5% sino que también presenta la cifras que de la población que se encuentra vinculada laboralmente 126 mil lo hacen de esta forma, en la informalidad.

Si se compara la tasa de informalidad del trimestre julio- septiembre de 2019, con el mismo periodo del año 2018, se evidencia un descenso  de 1,5% pasando de 64% a 62,5%; aunque en este indicador Santa Marta se ha mantenido entre los tres primeros puestos con mayor informalidad en lo que va de este año, alcanzado incluso un máximo en el mes de mayo con 64,1%.

El mencionado boletín entregado por el Dane, indica que en el distrito hay 160 mil personas inactivas laboralmente lo que representa un aumento del 5% frente al mismo periodo del 2018, cuando estaba en 152 mil personas, cifra que en la actualidad muestra que sumado a las 27 mil personas que manifiestan estar desocupados resulta un dato general de 187 mil personas sin empleo o vinculación laboral, uno de los más altos de acuerdo a los datos manejados por el Departamento Nacional de Estadísticas.

Por su parte, sobre la población que señala estar ocupada que son en la actualidad 203 mil frente a las 209 mil del mismo período del año pasado, lo que supone un descenso de 2,8%; de la cuales 126 mil, es decir, 62,5% son aquellos que laboran en la informalidad.

LOS SECTORES QUE MÁS APORTAN EMPLEOS:

Si bien las cifras de informalidad suponen un panorama preocupante en cuanto a la dependencia de la industria local en el comercio informal, existen sectores que continúan registrando cifras positivas y que soportan gran parte del comercio formal.

Según ramas de actividad la población ocupada se distribuye de la siguiente manera: el 35,3% labora en el sector del comercio, restaurantes y hoteles; el 22,4% lo hace en servicios comunales, sociales y personales; el 12,5% desarrolla actividades de transporte, almacenamiento y comunicaciones; en el sector de la construcción se encuentra el 9,8% de la población ocupada, mientras que la industria manufacturera aporta el 8,6% de los empleos.

De acuerdo a voces autorizadas en materia de comercio en la ciudad los sectores que presentan mayores tasas de informalidad para Santa Marta son el de construcción y turístico (hoteles y restaurantes). Así mismo, en la ciudad es evidente la proliferación de establecimientos comerciales que no cumplen con las condiciones legales y normativas requeridas para ser formales y por supuesto, la invasión de espacio público por parte de vendedores ambulantes.

Angélica Silva, directora de Fenalco en Santa Marta asegura que, “la tasa de informalidad que hay ha sido desde hace varios años, superior a la del promedio nacional, según los informes presentados por el DANE. Son muchos los factores que inciden en la informalidad, pero el más relevante es la falta de oportunidades laborales en el sector formal (…) desde la perspectiva de Fenalco consideramos y defendemos la necesidad de otorgar desde el sector público, incentivos para el empresario formal y organizado” concluyó la vocera del gremio de los comerciantes.

LA MAS CARA DEL PAÍS

De acuerdo con el informe dado a conocer el pasado jueves por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, Durante el mes de noviembre del presente año Santa Marta obtuvo la tasa de inflación más alta, con un total del Índice de Precios al Consumidor, IPC, de 0,41%.

El comportamiento mensual del IPC total de la capital del Magdalena, se explicó principalmente por la variación de las divisiones de electricidad, quesos y productos afines, arriendo imputado, arroz y comidas en establecimientos de servicio a la mesa y autoservicio. Las mayores variaciones se presentaron en quesos y productos afines con un 5,59% y electricidad con 4,61%.

Asimismo, la división de arriendo imputado registró una variación mensual de  0,26% la tercera con mayor variación mensual, mientras que el arroz notificó el 1,99% y las comidas en establecimientos de servicio a la mesa y autoservicio un 0,51%.

Del mismo modo, las subclases con mayores disminuciones de precio se reportaron en: Tomate con -12,15% y plátanos con -9,30%, en tercer lugar se encuentra la yuca para consumo en el hogar  con el  -8,12%,  la cebolla registró un -3,13% y gaseosa y otros refrescos en establecimientos de servicio a la mesa notificando el -2,32%.

Cabe resaltar que en lo que va del año la inflación en Santa Marta la inflación fue de 3,38%.

También podría gustarte