¡Se destapó la olla podrida! Julio Gerlein financió la campaña fraudulenta de Aida Merlano

1.081

Se revelaron las pruebas que tiene la Fiscalía para llamar a juicio al empresario barranquillero Julio Gerlein por ser, presuntamente, el principal financiador de la Casa Blanca, una estructura criminal que, según la justicia, compró votos para elegir de manera fraudulenta a Aida Merlano.

Se trata de un documento de 64 páginas en el que el fiscal del caso afirma que quien ideó, dirigió y encabezó esa organización fue la prófuga excongresista.

Además, revela que existen varios financiadores, siendo Gerlein el principal, quien habría aportado 1.831 millones de pesos, cifra que supera ampliamente el tope de financiación permitido por la ley.

El documento también habla de los cheques que endosaba indefinidamente y que luego eran cobrados por los hombres cercanos a Merlano, que son: Jefferson de Jesús Viloria, que cobró 12 cheques por 553 millones; José Antonio Manzanera, exesposo de Merlano, que cobró 11 cheques por 436 millones y de Andrés Iván Muñoz, que cobró dos cheques por 120 millones de pesos.

El documento habla, por primera vez de la cantidad de plata que se entregó y a quiénes la entregaron. Dice la Fiscalía que pagaron 50.000 pesos por cada voto a 1008 personas identificadas hasta el momento.

El escrito de acusación también habla de la existencia de 2.323 líderes que reclutaban a los votantes, quienes recibían un pago mensual y tenían una especie de comisión de éxito.

Además, estaban los “punteadores”, encargados de revisar la huella dactilar de la hoja que llevaban los líderes y la contrastaban con la fotocopia de la cédula. Esto con el fin de demostrar que sí había votado.

Había, según el documento, otro grupo que eran denominados “los didactas”, que se enseñaban a la gente a votar fraudulentamente.

Para el día de las elecciones, 11 de marzo de 2018, la Casa Blanca tenía 187 terrazas de casas y apartamentos arrendados en Barranquilla y otros municipios. Allí tenían personal contratado y allí llegaban los votantes después de votar.

También podría gustarte