En video: Santa Marta celebró el Día Internacional de los Derechos Humanos

402

Decenas de personas se reunieron la tarde de ayer en el Parque Bolívar para conmemorar el Día Internacional de los Derechos Humanos, el cual se celebra cada 10 de diciembre, coincidiendo con la fecha en que la Asamblea General adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos, en 1948.

Con consignas como ‘No más atentados de líderes, lideresas y defensores de los derechos humanos’ y ‘No más exterminio a nuestros hermanos indígenas’ los samarios conmemoraron el día histórico en que se proclamó la declaratoria de los derechos inalienables inherentes a todos los seres humanos, sin importar su raza, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, propiedades, lugar de nacimiento, ni ninguna otra condición.

Por tal motivo, una de las consignas bajó las que se realizó la conmemoración, fue la de alzar la voz en rechazo a todos los líderes asesinados, amenázanos o que de una u otra forma sus derechos han sido vulnerados, así lo hicieron sentir los líderes y lideresas sociales, sindicales, afrodescendientes, organización de mujeres y activistas en general que se congregaron en el Parque Bolívar con fotos, pancartas y cantando a viva voz ‘Viva el Día Internacional de los Derechos Humanos, viva, viva, vida’.

“Hoy en el marco del paro nacional, todas las ciudades y capitales no solo de Colombia sino del mundo, están celebrando esta fecha y sobre todo en un país como Colombia, en donde desde hace más de 20 años inclusive antes de la declaración de los derechos humanos venían y aun se vienen vulnerando nuestros derechos”, aseguró Jorge Agudelo, líder social y uno de los organizadores de la conmemoración.

Es de anotar que de acuerdo con el boletín emitido por Sistema de Información Sobre Agresiones Contra Personas Defensoras de Derechos Humanos en Colombia, Siaddhh, para el primer trimestre comprendido entre enero y marzo del presente año, el programa Somos Defensores, registró 245 agresiones individuales, representadas en asesinatos, atentados, amenazas, judicializaciones y robo de información sensible, estas acciones, que claramente vulneraron o pusieron en riesgo la vida y la integridad de las personas dedicadas a algún tipo de liderazgo social.

De acuerdo con el informe del programa Somos Defensores, estas situaciones se ven reflejadas en la obstaculicen de la defensa y la promoción de los derechos humanos en Colombia.

No obstante las cifras de líderes sociales amenazados han aumentado, Según la Defensoría del Pueblo, entre el primero de enero de 2016 y el 28 de febrero de 2019 han apago la vida de 462 líderes sociales en el país. Sin duda, un número alarmante y a la que habría que sumar por lo menos otras 20 muertes, que se han dado a conocer después de esa fecha; los cerca de 983 líderes amenazados o los atentados y ataques directos, resultando así cerca de 1.500 líderes sociales vulnerados o con riesgo de perder sus vidas.

Frente a esto, Alberto Brunoni, Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, manifestó, “la situación de defensores y defensoras de derechos humanos en Colombia es obviamente como todos sabemos muy preocupante de 7 líderes o líderes asesinados en pocos días de los primeros días del año es una preocupación, sobre todo porque en el país hay cerca de cuatro millones de personas vinculadas al liderazgo comunal, cerca de ocho millones de víctimas reconocidas como tal y una serie de organizaciones de personas que así no tengan formalización a través de una organización hacer defensa de los derechos humanos”.

NO MÁS INVISIBILIDAD

A esta celebración además se unió la comunidad afro de la ciudad de Santa Marta, quienes con ahincó alzaron sus voces para decir no más’ a la invisibilidad de los derechos de los afros, a los negros, a los palenqueros y raizales.

 “La Unidad afro en nuestra condición de pertenecer a la etnia que más invisibilidad a recibido, que más violada, que menos conocida ha sido y quienes tienen los derechos humanos más vulnerados, hacemos presencia en esta conmemoración para sentar la voz porque pese al siglo en que vivimos, nuestros derechos siguen siendo vulnerados”, aseguró el presidente Franklin de Jesús Meza.

Asimismo, Meza señaló: “La etnia sigue siendo invisibilidad, aquí la vulneración de los derechos a los afros, a los negros, a los palenqueros y raizales es dos veces mayor que a la de cualquier otra etnia, por eso estamos aquí presente alzando nuestra voz de protesta para que por fin nuestros derechos sean reconocidos”.

De acuerdo a lo expuesto por el presidente de la Unidad Afro, el mensaje puntual que quisieron entregar con la conmemoración es: “(…) que estamos en pide lucha para que por fin se visibilice nuestra etnia, para que los derechos reconocidos que aun son letra muerta, se visibilicen a favor de nuestra etnia”, indicó.

NO MÁS MUJERES VULNERADAS

Las mujeres también llegaron hasta el lugar para conmemorar esta fecha clave para la unidad y todas las culturas que integran el planeta, pero que no deja de ser cuestionable por el hecho de que desde hace más de 71 años se hizo la proclamación de los derechos humanos y todavía siguen siendo una deuda enorme de los estados con sus ciudadanos y ciudadanas.

“Las mujeres hemos venido en Santa Marta trabajando desde muchos años, hemos venido trabajando en la visibilizarían en torno a las mujeres como sujetas de derecho, y sin duda, si hay una deuda con la ciudadanía en general en termino de respetos con los derechos humanos, con las mujeres es aun más aguda”, aseguró Miriam Awad, representante de la Alianza de Organizaciones de Mujeres de Santa Marta  y el Magdalena por la Paz, Paz Alianza.

Awad manifestó que esta deuda se debe a que las mujeres durante tiempos remotos han sido asignadas a lugares totalmente subalternos en la sociedad, “sufrimos una discriminación inaudita en todos los niveles, se nos ha condenado nuestro paso al cuidado de la familia, los hijos y se nos niega de manera sistemática nuestros derechos plenos y nuestra igualdad en términos de  cualificación profesional, acceso al trabajo, nivel de ingreso, acceso a la salud con enfoque diferencial, cientos de derechos que son violados a diario”.

Pero además, la representante de la Alianza de Organizaciones de Mujeres de Santa Marta  y el Magdalena por la Paz, Paz Alianza, indicó que sumado a lo anterior, las mujeres han sido las más vulneradas en cuanto a violencia física psicológica y patrimonial.

“El Estado en general y en particular los gobiernos de turno poco hacen, las instituciones públicas no se dan por enteradas que estamos en el departamento de Colombia que ocupa el primer lugar de feminicidios en el país y que estamos en Santa Marta, que es la ciudad con mayor número de embarazo en jóvenes y adolescente, lo que nos habla de violencia sexual. No se está haciendo nada por parte del gobierno ni las instituciones responsable de las defensa de las mujeres”, concluyó  Miriam Awad.

Cabe resaltar que de acuerdo con los datos de Medicina Legal entregados el primero de octubre del presente año, en el Magdalena 305 mujeres han sido víctimas de delitos sexual y 646 de ellas han sido víctimas de violencia de pareja.

NO MÁS VIDAS APAGADAS

Es válido recordar que a los samarios hoy los enlutan decena de muertes violentas a líderes y lideresas de la ciudad, entre las que se destaca el crimen a Maritza Quiroz a principios de este 2019, una mujer afrodescendiente, guerrera, víctima de desplazamiento por la guerra y suplente de la Mesa de Víctimas de Santa Marta, quien dejo huérfana a cuatro hijos tras ser acribillada en su residencia en el Barrio Bonda.

Luis Joaquín Trujillo, Presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda quebrada del Sol ubicada en el corregimiento de Guachaca Santa Marta, a quien desconocidos le dispararon en repetidas ocasiones, acabando así con su vida y su incansable lucha por el pueblo colombiano.

Yoryanis Isabel Bernal, era una mujer de 43 años, lideresa de la comunidad indígena Wiwa, perteneciente a la Organización Golkushe, que representaba a las mujeres de esta comunidad en temas de Derechos Humanos, fue asesinada por hombres en moto, de una bala en la frente.

“Para nosotros la garantía de los defensores es importante para concretar la paz, no podemos hablar de paz, ni crear que la paz es posible, si quienes defienden la vida quienes defiende los derechos de la vida, del pueblo, de la gente, de la restitución de tierra y el territorio, son asesinados en sus casas, en frente de sus hijos, digamos que este es un grito y un llamado de atención para que la paz sea real y la paz es una realidad mientras se garanticen la vida de quienes defendemos los derechos humanos”, concluyó Annabell Zúñiga, abogada y defensora de los derechos humanos.

Todos estos casos demuestran que el panorama es oscuro para los activistas y líderes sociales,  de acuerdo con el Sistema de Información Sobre Agresiones Contra Personas Defensoras de Derechos Humanos, Siaddhh, hasta la fecha de octubre del 2019, se documentaron 591 asesinatos, amenazas, atentados y detenciones.

En el Magdalena el caso más reciente lo denunció el Sindicato de Trabajadores por la Educación, Edumag, en donde según cifras proporcionadas por la entidad existen identificados más de 300 casos de maestros que se encuentran amenazados ya sea por su labor como educadores o su labor social con las comunidades.

También podría gustarte