Sindicatos y gremios están divididos por $33.200 en alza del salario mínimo

Ayer los gremios y los sindicatos presentaron sus apuestas oficiales en la discusión para definir el alza del salario mínimo para el próximo año. Los empresarios apostaron un incremento de 4,5% sobre el salario mínimo y el subsidio de transporte, con lo que el mínimo integral quedaría en $966.779 para 2020, mientras que la propuesta de los sindicatos está en que se alcance $1 millón para este salario integral, lo que implica un alza de 8,11% y una diferencia de $33.221.

“La propuesta del millón de la hemos planteado en el contexto de ir eliminando la brecha entre el salario mínimo y el poder adquisitivo frente a una canasta que vale un $1,82 millones”, expresó Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Desde los empresarios, Bruce Mac Master, presidente de la Andi, celebró la forma en que se han dado las conversaciones y dijo que ve esta como “una oportunidad de poder construir un salario que cumpla con darle las mejores condiciones a los trabajadores y tratar de reducir el desempleo”.

En medio de la mesa de concertación otro de los temas que salió a flote es cómo se está haciendo la remuneración por sectores. Acá el agro y el comercio son las dos ramas de actividad con los salarios más bajos según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) en la Mesa de concertación.

El pago promedio para un trabajador del campo en el primer semestre del año fue $583.532, $20.805 menos que en 2018, mientras que los trabajadores de actividades de comercio devengaron alrededor de $920.608, $43.456 más que el año pasado.

En otros sectores como servicios ($1,65 millones); actividades inmobiliarias y empresariales ($1,56 millones), e incluso, en la industria manufacturera ($1,10 millones), el salario promedio de los trabajadores es más alto si se compara con el agro y el comercio.

“En general esos son los sectores en los que usualmente se gana mucho menos, en el sentido en que son de poco valor agregado. Son productos básicos como en el caso de agricultura o personas de muy baja calificación como en el comercio”, explicó Pablo Adrián Garlati, profesor de la Javeriana y consultor del Banco Mundial.

En el primer semestre, además, el único sector en el que cayeron los salarios fue el agropecuario, en el que el disminuyó el ingreso promedio 3,4%. Por el contrario, la construcción aumentó 7,5% el salario promedio de sus trabajadores. A nivel general, el salario promedio de los trabajadores colombianos, que según el Dane fue de $1,16 millones en el primer semestre, aumentó $62.534 o 5,66%.

“La indexación de los salarios con la economía a lo que se defina con el salario mínimo se está rompiendo en los últimos años”, agregó el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, quién explicó que “las dinámicas propias de la asignación salarial están asociadas particularmente a la dinámica productiva de cada uno de los sectores de la economía”.

Para Édgar Bejarano, docente de la U. Nacional, la problemática de los salarios está en la productividad; el centro de la discusión del mínimo. “En temas de baja productividad, como el comercio y la agricultura, los salarios están por debajo de los salarios de equilibrio del mercado”, dijo Bejarano.

Por ello, Oviedo aseguró que es importante mirar datos de productividad para cada sector. “Este -0,39% de productividad no se da en todas las actividades económicas. En construcción, comercio, servicios, gobierno e intermediación financiera el crecimiento de la productividad es positivo”, aseguró.

Bogotá (La República).

También podría gustarte