‘Cerámica negra de la chamba’ nuevo sello de denominación de origen en Tolima

327

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), declaró ayer la protección de la Denominación de Origen colombiana, ‘Cerámica Negra de La Chamba’ y delegó a la Asociación de Artesanos de las Veredas La Chamba y Chipuelo (Asoarch) administrar el uso de la misma.

El superintendente, Andrés Barreto González, comentó al respecto: “la declaración de la denominación de origen de este producto significa un aliciente para el desarrollo social y económico de esta región de Colombia, así como un reconocimiento a los valores culturales y la tradición de los artesanos que elaboran estas piezas. Proteger su creatividad y legado, es nuestro deber como autoridad”.

A través de esta medida las diferentes entidades buscan preservar el producto ancestral que se fabrica en esta zona geográfica, como lo son las veredas de La Chamba y Chipuelo, ubicadas en el oriente del departamento.

La importancia de la denominación radica en que los artesanos contarán con una distinción que caracterizará sus productos frente a otros similares, lo que termina siendo un valor agregado para poder competir en mercados internacionales en los que se reconocerá la procedencia, calidad y atributos de estas cerámicas.

El presidente de Asoarch, Óscar Rodríguez, comentó al respecto: “Con esta denominación se nos van a abrir muchas puertas, nuestra artesanía va a tener mucho valor, por eso hay que agradecer a Artesanías de Colombia, el Sena, la Gobernación del Tolima, y a otras entidades más que nos apoyaron en este arduo trabajo. Y también les decimos, no nos dejen solos, ayúdenos a caminar”.

Los productos que cobija la denominación, “Cerámica Negra de La Chamba” son utensilios y recipientes para uso doméstico y culinario ubicados dentro de las categorías de vajilla, menaje de cocina (ollas, sartenes, pailas), sus derivaciones y diferentes formas.

‘CERÁMICA NEGRA DE LA CHAMBA’

La Chamba históricamente ha sido reconocida por ser uno de los centros artesanales más importantes del país, distinción que ha prevalecido gracias a la labor de los artesanos de la región que han mantenido la tradición de elaborar estas piezas.

La artesanía hecha de cerámica negra se obtiene de la combinación de tres clases de arcillas: la arcilla lisa, que aporta la plasticidad; la arcilla arenosa, que le permite un secado uniforme y sin grietas; y por último la arcilla roja, que permite el proceso final de negreado al producto.

El conocimiento tradicional de los habitantes de las veredas es uno de los factores que se tuvo en cuenta para otorgar la denominación, que define la calidad y rigurosidad en el proceso de elaboración de las piezas.

DATO

Con la declaración de esta denominación de origen por parte de la Superindustria, Colombia completó 29 denominaciones de origen. El departamento ya contaba con los sellos Café del Tolima y Arroz de la Meseta de Ibagué.

IBAGUÉ (EL NUEVO DÍA)

También podría gustarte