Militar y exEln, al parecer, surtían de armas a disidencias de Farc

333

En la sala 34 del piso 10 del edificio de Justicia de Medellín, coincidieron el pasado jueves en la tarde un integrante de la Inteligencia Militar y un exguerrillero del frente María Eugenia Vega del Eln, llamado Jorge Enrique Vélez, alias Jorge. ¿La razón? Ambos estarían involucrados, entre otros hechos delictivos, en tráfico de armas de fuego, largas y cortas, a las disidencias del frente 18 de las Farc al mando de alias Ramiro.

A Duber Alexánder Avendaño, miembro activo del Batallón de Inteligencia Militar N°7 con sede en Medellín, la fiscalía 75 de la Dirección Especializada contra Organizaciones Criminales, con investigación de la Sijín de la Policía Antioquia, le imputó los delitos de tráfico de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas, porte de armas de uso personal, concierto para delinquir agravado y cohecho por dar u ofrecer.

A Jorge Enrique, el ente acusador también le imputó los delitos de tráfico de armas, concierto para delinquir y el de homicidio agravado por ser el supuesto determinador de la muerte del ciudadano Carlos Enrique Ochoa, asesinado el 22 de agosto de 2018 en zona rural de Simití, Sur de Bolívar.

Los audios

Para sustentar la supuesta actividad ilegal que habrían cometido Duber y Jorge, la Fiscalía se basó en varias interceptaciones telefónicas hechas desde el 2018 a los celulares de estas personas.

En una de esas llamadas, registrada a las 6:24 de la tarde el 15 de septiembre del año pasado, Jorge sostiene una conversación con Arlinson Echavarría, alias Ramiro, en la que el cabecilla de las disidencias del frente 18 de las Farc le pide armamento, e incluso, le da supuestas indicaciones para cometer un secuestro en el corregimiento La Granja del municipio de Ituango.

“Dentro de las investigaciones que se le hacen a este cabecilla de la estructura criminal se logró establecer comunicaciones y vínculos con personas en la ciudad de Medellín que proporcionaban armas de fuego que en ocasiones cambiaban por estupefacientes. Se interceptan unas llamadas y entre esas está una con alias Jorge”, afirmó la Fiscalía durante la audiencia de imputación de cargos.

Para el ente acusador, es allí donde se “desprende” una organización criminal tipo Brokers “cuyo cabecilla (en este caso Jorge) se encarga de coordinar diferentes actividades delictivas y hace enlace con diferentes grupos armados que delinquen en Antioquia para llevar a cabo actos ilegales como homicidios, tráfico de estupefacientes, tráfico de armas, entre otros”.

“Ochitos”, “Escobas”, “Familia” y “Clavitos” son algunas de las palabras clave que, dice el ente investigador, utilizaban Jorge y Duber para referirse al armamento que traficaban (ver glosario).

Tras el pedido de “Ramiro”, la Fiscalía interceptó por lo menos otras tres llamadas ocurridas el 21 de diciembre de 2018 y el 6 y 20 de marzo del presente año en las que se comprobaría el pedido de un “ochito”, que se cree que es un revólver, y la aparente ayuda por parte del militar activo (en este caso Duber) con la posición de la tropa y la Policía para ayudar con el traslado de lo que sería armamento o estupefacientes.

“Se evidenció la forma de cómo alertaba los puestos de control de la Fuerza Pública cuando transportaban droga o armas, avisaba utilizando un lenguaje cifrado. Él (Duber) sería el encargado de la compra de armas, munición y explosivos en la organización y se evidencia en los diálogos lo que le pedían y lo que iba para los grupos ilegales, concretamente para las disidencias del frente 18 de las Farc”, agregó la representante de la Fiscalía en la audiencia.

EL COLOMBIANO conoció también que en las líneas interceptadas, se tendría la información que los fusiles son comprados, con los imputados como intermediarios, a organizaciones delincuenciales del Área Metropolitana a 12 millones de pesos y vendidas a las disidencias de las Farc por el doble del precio, es decir 24 millones.

¿Más implicados?

Esos millones de ganancia que dejaba la venta de cada arma, al parecer eran repartidos entre varios miembros (por lo menos tres) del mismo batallón de inteligencia que, para la Fiscalía, estarían igual de involucrados que Duber Alexánder Avendaño.

La delegada de la Fiscalía aseguró en la audiencia que tuvo contacto con el coronel Giovanny Mejía Castellanos quien estuvo a cargo del Batallón de Inteligencia Militar N°7 para advertirle lo que estaba ocurriendo, sin embargo, la respuesta aparentemente no fue la esperada por el ente acusador.

“La idea era clarificar si todo esto se trataba de funciones propias del servicio o actividades ilícitas. Después de esto, surge el efecto contrario y este militar (el coronel), en vez de colaborar con la justicia, avisa a Duber y a un soldado de apellido Patiño y desde ahí ellos empiezan a utilizar un lenguaje cifrado y cambian de líneas”, se dijo en la audiencia.

Precisamente en esa diligencia judicial la Procuraduría pidió compulsar copias para que se investigue al coronel Mejía. Por su parte, el soldado Duber Alexánder Avendaño, quien no aceptó los cargos, fue enviado a la prisión del Batallón Pedro Nel Ospina, mientras que el exEln Jorge Enrique Vélez, tampoco aceptó los cargos y también le fue dictada medida de aseguramiento intramural, aunque esta persona ya se encontraba en prisión por el delito de narcotráfico.

Desde el Ejército no descartan que las ocho operaciones fallidas que se han hecho contra alias Ramiro tengan relación con la presunta filtración de la información para el desarrollo de esas misiones, información a la que tienen acceso los integrantes de Inteligencia Militar.

Ejército está colaborando

Por medio de un comunicado, la Séptima División del Ejército le respondió a este diario que para este caso se tuvo el apoyo de la Contrainteligencia Militar, además afirmó que la institución facilitará todo el apoyo necesario para las autoridades judiciales y que ya inició investigaciones internas.

“Este comando en cumplimiento de las políticas de transparencia del Ejército Nacional, condena estos hechos y reitera que no tolerará ningún caso de corrupción donde se encuentre vinculado alguno de sus integrantes”, añadió.

También podría gustarte