Cuba no desea romper relaciones con EE.UU., pero está lista para ello

212

El gobierno de Cuba está “listo” para una eventual ruptura de relaciones diplomáticas con Washington, pero “no la deseamos”, dice a la AFP el director general para Estados Unidos de la cancillería, Carlos Fernández de Cossío.

Después de meses de tensiones entre los dos países, “debemos estar conscientes de que esto puede agravarse aún más”, pues “las personas que tienen a su cargo hoy la política de Estados Unidos hacia el hemisferio occidental son personas con conductas y postulaciones muy extremas y muy agresivas hacia nuestro país”, advierte.

“Nos consta que el empeño de ellos es romper todos los lazos existentes, cerrar las embajadas”, reabiertas en 2015 cuando La Habana y Washington restablecieron sus relaciones diplomáticas, interrumpidas en 1961.

Y “estamos listos, preparados para una eventualidad como esa, que no procuramos nosotros, no la deseamos”, afirma el diplomático.

El 17 de diciembre de 2014, cuando Barack Obama y Raúl Castro anunciaron el histórico acercamiento entre los dos antiguos enemigos de la Guerra Fría, Fernández de Cossío, entonces embajador en Sudáfrica, estaba de vacaciones en la isla.

“Fue un momento emotivo para el pueblo cubano y tuve la oportunidad de estar aquí. Ese anuncio llenó a los cubanos de esperanza”, recuerda.

Cinco años después tiene un “balance contradictorio” del camino recorrido.

Hubo dos primeros años positivos, marcados por las facilidades de viaje y de comercio entre Cuba y Estados Unidos, la apertura de comunicación telefónica directa y la histórica visita de Obama a La Habana.

Después, la relación recibió un balde de agua fría con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

“Durante los últimos tres años ha habido una erosión progresiva, hasta que hemos llegado al momento actual, en el que el gobierno de Estados Unidos claramente declara su propósito agresivo contra Cuba”, explica Fernández de Cossío.

 LA HABANA AFP              

También podría gustarte