130 abuelitos participaron de ‘siembratón’ de árboles

287

Fueron más de 100 los árboles plantados en el sector antes conocido como “La Poza”, lo que contribuye a la reforestación del lugar, generando un impacto en la comunidad de Bastidas.

Un total de 130 adultos mayores que residen en los diferentes barrios de Santa Marta participaron en la primera jornada de siembratón de árboles con la que el Departamento Administrativo Distrital de Sostenibilidad Ambiental -Dadsa- le contribuyó al embellecimiento del Centro de Vida de Bastidas, el cual fue entregado a la comunidad por parte del alcalde Rafael Martínez, el pasado mes de septiembre.

En la jornada participaron activamente abuelitos de Bastidas, El Pantano, San Jorge, Nacho Vives, 17 de Diciembre, La Rosalía, Luis R. Calvo, Juan XXIII, Alto Delicias, Chimila, El Pantano y del ‘Club de Vida, Amigos de la Vejez’, quienes plantaron 130 árboles maderables en los alrededores de la estructura, donde anteriormente se encontraba el sector de ‘La Poza’, el cual fue recuperado y transformado por el gobierno del alcalde en curso, que ha tenido un notable impacto positivo en la comunidad de este barrio.

Precisamente, como parte de ese proceso de recuperación, el Dadsa, dirigido por la Carmen Patricia Caicedo, lideró la actividad ambiental, que benefició y alegró a los adultos mayores de la ciudad, entre ellos, la líder del barrio El Pantano, Martha Ramírez.

 “Esta iniciativa es excelente para seguir embelleciendo el sector y el Centro de Vida de nosotros los adultos mayores porque esto antes era un solar. Ahora será diferente, con estos árboles habrá más sombra y más vida, estamos muy contentos. Todos los samarios debemos participar y no cortar los árboles para no afectar los ecosistemas de la ciudad. Los árboles son vida y refrescan mucho” indicó el beneficiario.

Igualmente, el Departamento de Sostenibilidad dispuso de varios de sus grupos especiales para la ‘siembratón’: la Unidad de Mantenimiento y Embellecimiento de Zonas Verdes -UME-, el Grupo de Educación Ambiental -GEA- y todo el grupo ambiental del Dadsa.

Los abuelitos también fueron capacitados por parte de un grupo de biólogos de la autoridad ambiental del Distrito, quienes les socializaron diferentes técnicas sobre el cuidado y la preservación de las unidades arbóreas.

 “La idea es que tengan la capacidad de sostener a los 130 árboles como un semibosque de la zona”, indicó el área ambiental.

Las especies sembradas fueron: cañaguate, polvillo, canalete, santa cruz, carreto, cedro, roble, cora libre, bonga, ceiba blanca, trebol, camajón, jobo y carito; individuos forestales que se adaptan al tipo de suelo y clima del área. Esta fue la última plantación del Dadsa en 2019.

También podría gustarte