Biólogos redescubren la especie de rana arlequín desaparecida desde 1994

359

La expedición en búsqueda del anfibio duró 4 años y contó con el acompañamiento de la comunidad Arhuaca del resguardo de Sogrome.

La rana arlequín ‘de la noche estrellada’, denominada científicamente como Atelopus aryescue, se había desaparecido de los estudios académicos debido a que no se podía probar su supervivencia. 25 años después de su última documentación, biólogos egresados de la Universidad del Magdalena hallaron en la Sierra Nevada de Santa Marta un número considerable de estos anfibios.

Este redescubrimiento se dio luego que Ruperto Villafañes, indígena arhuaco de la comunidad de Sogrome, le informara al expedicionario Luis Alberto Rueda de la presencia de una especie desconocida. Una fotografía permitió confirmar las características de este animal perteneciente a las 46 especie de ranas alerquín que hacen presencia en Colombia.

 “Durante 4 años estuvimos en un proceso de homologación de conocimientos entre los indígenas y nosotros, donde pudimos descubrir lo que significaba este anfibio para ellos. La rana ‘de la noche estrellada’ se le considera una divinidad cuidadora de los cuerpos de agua. Después de un tiempo los mamos nos permitieron entrar al resguardo y documentar el arlequín. Los arhuacos la llaman ‘gouna’”, dijo Rueda.

Este no es la primera vez que se logra una hazaña científica de esta magnitud, hace 11 años otro grupo de biólogos documentaron la existencia de Atelopus carrikeri, otra especie de rana de la familia de los bufónidos.

La especie fue bautizada ‘de la noche estrellada’ por uno de los investigadores de la fundación Atelopus debido a su aspecto y, pues, no había una forma común para denominarla.

Atelopus aryescue está en vía de extinción por lo que organizaciones internacionales como Wildlife Conservation apoyan expediciones de esta categoría. Las investigaciones están abiertas para seguir identificando animales que desde Costa Rica hasta Bolivia se perdieron del radar de la ciencia.

También podría gustarte