Dos nuevas imputaciones por el caso de corrupción Vitalogic

252
Ante un Juez de Control de Garantías, la Fiscalía General les imputó cargos al exdirector Jurídico de la Emab, César Fontecha y al exsubgerente Técnico y Operativo de la entidad, Abelardo Durán Leiva, implicados en el escándalo de corrupción conocido como Vitalogic.

Para el ente acusador, los dos exfuncionarios de la Emab habrían incurrido en irregularidades contractuales dentro de la invitación privada realizada por la entidad de servicios públicos para realizar el contrato de consultoría que posteriormente llevaría a cabo la elaboración y evaluación técnico-ambiental, financiera y jurídica para la implementación de nuevas tecnologías en el sitio de disposición final de residuos sólidos de El Carrasco.

Contrato que finalmente fue suscrito entre la Emab y Jorge Hernán Alarcón, por $336 millones, iniciado en agosto del 2016 y que hasta la fecha no ha sido liquidado aún.

Los hechos

Según Jorge Villamizar, fiscal encargado del caso, el ente acusador a través de la interceptación de varias comunicaciones realizadas vía correo electrónico, pudo establecer que desde el interior de la Emab se le facilitaba información para que Jorge Hernán Alarcón, (quién finalmente se quedó con el contrato de consultoría), pudiera sugerir modificaciones al pliego de condiciones y al informe de oportunidad, para que se ajustara a su perfil y experiencia profesional.

“En su ejercicio como jefe de la oficina jurídica de la Emab y en el desarrollo del trámite de la etapa precontractual del contrato de consultoría 096 del 28 de julio del 2016, poniendo falsas fechas en la línea de tiempo así como partes de su contenido que no corresponden a la verdad porque a través de comunicaciones con el futuro contratista, Jorge Hernán Alarcón, a través de correos electrónicos es él quien corrige y modifica los estudios previos tanto de principio de oportunidad como el pliego de condiciones, evidenciándose que dicha modificación lo fue desde el 22 de julio y no por obra de su trámite después en estudio de principio y oportunidad fijado el 12 de julio de 2016”, señaló el Fiscal.

Por estos hechos, la Fiscalía le imputó a César Fontecha los cargos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y falsedad ideológica en documento público.

El abogado no se allanó a los cargos.

Del mismo modo, la Fiscalía le imputó cargos al subgerente Técnico y Operativo de la Emab, Abelardo Durán, por el delito de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, por haber tramitado el contrato de consultoría 096 del 28 de julio del 2016, sin observancia de los requisitos legales exigidos como miembro del comité evaluador. El exfuncionario no aceptó los cargos.

Otras modificaciones

Así mismo, la Fiscalía anunció que pudo establecer que dentro de la invitación privada de la Emab también fueron modificados de manera irregular: el informe de confidencia y oportunidad, suscrito por Rubén Amaya, jefe de disposición final de la Emab; la apertura de la invitación y el envío de términos a oferentes que supuestamente se le había remitido al ingeniero mecanico Álvaro Gutiérrez, al ingeniero civil Arturo Vargas y al ingeniero químico Jorge Hernán Alarcón.

Dichas comunicaciones habrían sido aprobadas por el exgerente de la Emab, José Manuel Barrera.

Hojas de vida falsas

Así mismo, el ente acusador anunció que pudo establecer que dos de las ofertas presentadas en la invitación privada para la escogencia del consultor para las nuevas tecnologías de El Carrasco eran falsas.

“Además de establecerse que de las tres ofertas presentadas, dos son falsas o espurias ya que publicaron certificaciones supuestamente presentadas por el ingeniero mécanico Álvaro Gutiérrez y el ingeniero Civil, Arturo Vargas, para dar apariencia de legalidad a la modalidad de convocatoria realizadas con la presentación de varias ofertas”, agregó el Fiscal del caso.

Al final, reveló la Fiscalía, Jorge Hernán Alarcón se presentó como único oferente, para ejecutar el contrato de asesoría de la Emab. Entre las inconsistencias registradas en dicho contrato de asesoría, Alarcón Ayala viabilizó la propuesta de Vitalogic, para el manejo de las basuras de la ciudad con el uso de nuevas tecnologías, a pesar de que la firma no presentó en su oferta una póliza de garantía como lo exigía la Ley y como estaba estipulado en la licitación.

BUCARAMANGA (Vanguardia).  

También podría gustarte