Fundación a oscuras por incumplimiento de la empresa de Alumbrado Público

460

El denunciante asegura que las luces en el municipio de Fundación ya cumplieron su ciclo.

El municipio de Fundación siempre se ha caracterizado por la belleza de sus calles, esas que a diario recorren sus habitantes de día y de noche; sin embargo un mal servicio de alumbrado público los tiene a oscuras y expuestos al peligro de ser atracados o de sufrir un accidente.

En una ampliación de denuncia, habitantes solicitaron que se reembolse la plata que pagaron de los barrios Jardín, 16 de Julio, Villa Country, Las Palmas entre otros, que pagaron durante más de 20 años el impuesto de alumbrado público sin contar con redes ni postes. El recaudo del impuesto de alumbrado público, fue incluido sin ninguna socialización en la factura del servicio de Electricaribe hace más de 23 años con la aprobación del concejo municipal, que basado en el estatuto tributario, estipuló la tarifa y sin dolientes los pobres habitantes pagan y pagan y siguen pagando aguantando la penumbra constante en muchos barrios de esa población.

Debido a esta situación algunos de sus ciudadanos han denunciado públicamente a la empresa Dolmen S.A., encargada de prestar el servicio de alumbrado público  a la los fundanenses, debido a las falencias que esta tiene a pesar de pagarlo oportunamente en el recibo de energía eléctrica.

EL RECAUDO

Según lo manifestado por Tachi Nieto, habitante de Fundación, El dinero recaudado por la empresa de energía Electricaribe, es transferido en una gran parte a las finanzas de la empresa Dolmen, un porcentaje a la interventoría denominada Utial Fundación que según la comunidad  no beneficia al usuario en nada, que su licitación se renueva automáticamente todos los años sin control de nadie y condenados a tenerlos a ambos, hasta el año 2032, ‘gracias’ a otro sí firmado por la administración municipal del periodo 2008 – 2011, que ‘amarró la concesión de manera maquiavélica y los fundanenses les toque pagar alumbrado público sin tener derecho a protestar nada.

El otro valor del recaudo, se va para el ente recaudador (Electricaribe) que amparado bajo la modalidad de facturación conjunta, lo avala la Superservicios y la realidad es que son pocas o casi nulas las pocas inversiones que se realiza en materia de alumbrado público por parte de Dolmen con esos recursos.

QUÉ DICE LA CONTRALORÍA

Ante esta situación, El 25 de noviembre 25 de 2016, ese órgano de control, conceptuó que una vez estudiadas las situaciones jurídicas que comprendía la denuncia, resultó como presunta implicada, la Alcaldía Municipal, ya que se encuentra incumpliendo su deber legal de tomar medidas administrativas, técnicas y financieras para cumplir con calidad el servicio de alumbrado público municipal; y es la Administración Municipal quien debe realizar los movimientos financieros para poder ejecutar el proyecto de expansión debidamente estudiada y solicitada por la empresa DOLMEN S.A.

Según lo expresado por algunos de los afectados desde hace tiempo esta entidad tiene el caso en su despacho y nada ha hecho contra Dolmen ni contra su interventoría, el 11 de julio del 2017, bajo oficio no 329, la Contraloría le trasladó por competencia, hallazgo administrativo con incidencia disciplinaria.

“Como fue un hecho el traslado a la Procuraduría Provincial del Magdalena, se le pidió a esa entidad despacho investigar a Dolmen para que expliquen detalladamente, que hace entonces con el dinero que recibe de los habitantes, ya que si se analiza, esta recibiría dinero por dos lados: el primero por la Alcaldía y el segundo por el recaudo del servicio que cancelamos puntual y mensualmente”, manifestó uno de los afectados.

Según la Contraloría del Magdalena, el incumplimiento por parte de la Alcaldía de Fundación a la empresa Dolmen Alumbrado Público, generó un Hallazgo Administrativo con incidencia disciplinaria, que fue trasladado a la Procuraduría Provincial de Santa Marta el 11 de junio del 2017.

En respuesta a un derecho de petición la procuradora Provincial Karen Contreras Andrade, dijo que en ejercicio de las facultades que la asisten y por las presuntas irregularidades por parte de la Alcaldía de Fundación, de conformidad con la norma, las actuaciones disciplinarias son reservadas y asimismo, la intervención del quejoso se limita únicamente a presentar y ampliar la queja bajo la gravedad del juramento, a aportar las pruebas que tenga en su poder y a recurrir la decisión de archivo y el fallo absolutorio.

HAN PASADO TRES AÑOS

Mientras la Procuraduría Provincial de Santa Marta, saca sus conclusiones, han pasado tres años y medio desde que se instauró la denuncia en la Contraloría del Magdalena y los habitantes siguen pagando sin ver en algunos barrios el servicio.

“Solicitamos que se reembolse la plata que pagaron los habitantes de los barrios Jardín, 16 de Julio, Villa Country, Las Palmas entre otros, que durante más de 20 años cumplieron con el impuesto de alumbrado público sin contar con redes ni postes. Dolmen cree que por que ha venido interviniendo los barrios en mención, ya está todos subsanado y así no es”, dijo uno de los afectados.

RESPUESTA DE SUPERSERVICIOS

En la denuncia presentada a la Superservicios,  se hace referencia a aspectos entre otros, como el recaudo del impuesto de alumbrado público, rendición de cuentas por parte de la empresa Dolmen, aportes económicos del municipio para redes y expansiones de alumbrado público, instalación de luminarias para la prestación del servicio de alumbrado público.

Tal como se observa, se trata de un tema relacionado con la prestación del servicio de alumbrado público, al respecto consideran oportuno señalar algunas referencias jurisprudenciales y normativas sobre la materia.

De acuerdo con lo anterior, reiteran que, dada la condición de servicio público no domiciliario, la vigilancia y control sobre la prestación del servicio de alumbrado público, no se encuentra dentro del alcance de funciones y competencias asignadas, a partir de la expedición de la ley 142 de 1994, a esta Superintendencia.

“El municipio se ve triste con esas luces débiles color amarillo que ya cumplieron su ciclo. Aquí se le exige a Dolmen cambio de luminarias por unas blancas y acordes a ciudad”, puntualizó Tachi Nieto, habitante de Fundación esperanzado en que la Procuraduría finalmente actúe en lo que en derecho corresponda.

También podría gustarte