Capturada banda de delincuentes venezolanos

328

Los delincuentes habrían ingresado al colegio Rodrigo Vives de Andreis, ubicado en el corregimiento de Orihueca y se llevaron 10 tabletas avaluadas en más de $10 millones.

Alertadas se encuentran las autoridades de la Policía Magdalena, encabeza del coronel Samir Pava Ávila, específicamente en el municipio Zona Bananera tras la presencia de una banda criminal conformada, al parecer por tres adolescentes de nacionalidad venezolana, dedicados al hurto en todas sus modalidades en esta zona del departamento.

Según la información entregada por parte de la Policía del Magdalena, la banda es liderada por un menor de 14 años de edad, quien acompañado de dos jóvenes más, habrían ingresado a las instalaciones del colegio Rodrigo Vives de Andreis, ubicado en el corregimiento de Orihueca y se llevaron más de 10 tabletas avaluadas en más de $10.000.000 que hacían parte de los elementos utilizado para el aprendizaje de los estudiantes del centro educativo.

Al parecer, los menores de edad perforaron una de las paredes de la institución y extrajeron los elementos de la sala de informática para hurtar los elementos tecnológicos. Una vez el personal del colegio se percató del hecho delincuencial, dieron aviso a las autoridades del cuadrante de la Policía de esa población que se encargó del caso y dio inicio a las respectivas averiguaciones.

Tras varias labores de seguimiento y análisis de la información compilada en las labores investigativas por la comunidad, los uniformados hallaron las tabletas enterradas en una zona enmontada, en donde estas personas residían en condición de calle. “La Policía Nacional identificó una banda conformada por tres menores de edad (…) estos niños aparentemente se dedicaban a este tipo de delitos, cometiendo hechos en esta zona de la región. Vamos a tener una mesa de trabajo con Bienestar Familiar, así mismo Migración Colombia, para tomar unas decisiones claras y puntuales frente a qué vamos a hacer con estas situaciones que se vienen presentando”, dijo el comandante de la Policía departamental, coronel Samir Pava Ávila.

De igual modo, el alto uniformado resaltó que, “los elementos ya habían sido vendidos, comercializados, se estaba a la espera de recibir el dinero por parte del comprador y así continuar con la cadena delictiva. Gracias al trabajo judicial de las autoridades se logró interrumpir la comisión de este delito”.

Entre tanto, las autoridades permanecen investigando si detrás de los presuntos actos delincuenciales cometidos por los menores de edad, hay personas adultas instrumentalizándolos para estos actos criminales.

También podría gustarte