Se inició histórico debate sobre juicio político a Donald Trump

251

a Cámara de Representantes de Estados Unidos inició este miércoles el histórico debate sobre las dos acusaciones contra Donald Trump, quien está a un paso de convertirse en el tercer presidente estadounidense en enfrentar un juicio político.

La Cámara Baja, controlada por la oposición demócrata, decidirá al final del día, si aprueba los cargos de “abuso de poder” y “obstrucción al trabajo del Congreso” contra el presidente, que esta mañana insistió en que no hizo “nada malo”.

“Pueden creer que seré acusado hoy por la Izquierda Radical y los demócratas que no hacen nada, ¡Y NO HICE NADA MALO! Es una cosa terrible. Esto no debería nunca pasarle a otro presidente. Recen”, fue el mensaje que envió Trump  a través de Twitter.

Su tuit ha sido interpretado por muchos como que da por hecho que la Cámara de Representantes aprobara los argumentos para que se lleve a cabo el juicio político en el Senado.

Los demócratas han señalado a Trump de haber abusado su poder con fines políticos personales al amenazar con congelar una ayuda militar a Ucrania si este país europeo no abría una investigación contra Joe Biden, su potencial rival en la elección presidencial de 2020.

 

Enfrentamiento de titanes

Nancy Pelosi y Mitch McConnell, dos veteranos legisladores en la cúspide de sus carreras, están llamados a disputar un duelo en sus respectivas cámaras del Congreso de Estados Unidos para definir el destino de Donald Trump.

Ambos casi octogenarios, los dos rivales son maestros del juego político, una extraña pareja que ha ascendido a posiciones clave en el Congreso por su astucia política, agallas y determinación.

Aunque los dados parecen haber sido ya lanzados, el drama está anticipado, y el par Pelosi-McConnell interpretará ante la tribuna y las cámaras un duelo histórico en el proceso para sentenciar o exonerar al 45º presidente de Estados Unidos.

Durante años, McConnell ha utilizado su magia procedimental para atar a los demócratas y embestir la agenda de su partido, o bloquear las prioridades de sus rivales.

Todas las señales sugieren que ordenará a sus soldados del Partido Republicano que mantengan la línea en el juicio en el Senado y ayuden a Trump a evitar una condena que lo expulse de la Casa Blanca.

Si la Cámara Baja aprueba las acusaciones, el Senado tomará las riendas del juicio político, probablemente en enero.

La mayoría republicana en la cámara alta hace de una destitución del mandatario un resultado altamente improbable.

Fuente: AFP

También podría gustarte