A extinción de dominio 68 bienes por más de un billón 200 mil millones

300

Bienes por $1.2 billones que harían parte del patrimonio ilícito que Carlos Felipe Toro Sánchez o ‘Pipe Montoya’, primo de alias ‘Don Diego’, constituyó luego de cumplir una condena por narcotráfico en Estados Unidos, fueron ocupados por la Fiscalía General y la Policía.

Bienes por 1.2 billones de pesos que, según las autoridades, eran de propiedad del primo del extraditado narcotraficante alias Don Diego, fueron ocupados en las últimas horas. Las propiedades estaban a nombre de Carlos Felipe Toro, conocido como ‘Pipe Montoya’ y quien hizo parte de ‘Los machos’, una banda sicarial al servicio del cartel del Norte del Valle.

Dice la Policía que esta persona “fue capturada en noviembre de 2003 y condenada en Estados Unidos a 19 años de prisión. Luego de purgar nueve años de cárcel, retornó a Colombia en 2012 con la supuesta intención de recuperar los dineros de la estructura narcotraficante”.

Los investigadores establecieron que ‘Pipe Montoya’, aparentemente, organizó una red de lavado de activos con la que a lo largo de este tiempo hizo transacciones comerciales con aparentes visos de legalidad.

Entre ellos figuraba un criadero de caballos ubicado en Tenjo, Cundinamarca, pero registrado en Cali bajo el nombre Nuevo amanecer. La sociedad creada por ‘Montoya’ tenía activos en este criadero por unos 50 millones de pesos.

“Es considerado el segundo criadero más importante de Colombia porque tiene los caballos de paso fino más premiados y destacados en los diferentes certámenes de la especialidad, cada equino podría costar hasta 2 millones de dólares”, señala la Policía en su informe.

Los investigadores lograron determinar que ‘Pipe Montoya’ ofrecía por 2 millones de dólares en efectivo al ‘Kan de Kanes de San Marcos’, catalogado como el mejor potro de paso fino del país y ganador de varias copas internacionales.

Montoya y su esposa fueron detenidos en un lujoso condominio de la vía Suba Cota y fueron procesados ante un juez por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito. Ante el estrado se señaló que la pareja tuvo “un incremento patrimonial injustificado cercano a los 20.500 millones de pesos, representado en los dineros que no reportó la esposa de ‘Pipe Montoya’ por ventas y compras de bienes, y los negocios cerrados por el criadero”.

En el criadero fueron descubiertos siete embriones concebidos por las mejores yeguas y caballos del país, y 48 ejemplares de los más ganadores en ferias nacionales e internacionales. Hasta el momento no se ha establecido el valor real de cada uno de los caballos a la espera de un peritaje.

“Otro de los bienes ocupados con fines de extinción de dominio es un lote de 305 hectáreas en la vereda Puerto Badel de Arjona (Bolívar), una de las zonas inmobiliarias con el metro cuadrado más costoso del país. Este predio localizado en inmediaciones del Canal del Dique habría sido enajenado por ‘Pipe Montoya’, a través de supuestos testaferros, por un precio irrisorio de 200 millones de pesos, cuando su valor real estaría cercano al billón de pesos”, señaló la Policía.

Los rastreos financieros realizados por la Fiscalía y la Policía, a través de la Dijin, a diferentes actividades económicas que durante finales de los noventa y la primera década de este siglo estuvieron asociadas a los carteles de la droga, arrojaron pistas sobre posibles movimientos ilícitos de activos y millonarias ganancias obtenidas por algunos extraditados que regresaron al país luego de cumplir sus condenas.

Las verificaciones contables pusieron en evidencia a Carlos Felipe Toro Sánchez o ‘Pipe Montoya’, primo de alias Don Diego y señalado jefe de sicarios del entonces cartel del Norte del Valle. Esta persona fue capturada en noviembre de 2003, condenada en Estados Unidos a 19 años de prisión y, luego de purgar 9 años de cárcel, retornó a Colombia en 2012 con la supuesta intención de recuperar los dineros de la estructura narcotraficante.

También podría gustarte