Contraloría investiga a dos exministras por negociado en infraestructura educativa

341

La contraloría investiga a las exministras de Educación, Gina Parody y Yaneth Giha, el vicerrector de la Universidad de Los Andes, Eduardo Behrentz y la codirectora del Banco de la República, Carolina Soto Losada, entre otros 23 funcionarios por el  negociado de los megacolegios en el país.

Durante el Gobierno de Juan Manuel Santos se planearon construir 50.000 aulas para niños en extrema pobreza y solo se entregaron 1.300

Un proceso por presunta responsabilidad fiscal, abrió la Contraloría General de la República contra las exministras de Educación, Gina Parody y Yaneth Giha, el vicerrector de la Universidad de Los Andes, Eduardo Behrentz y la codirectora del Banco de la República, Carolina Soto Losada, entre otros 23 funcionarios.

Esta situación se desprende de las investigaciones que adelanta el órgano de control por el desarrollo de los proyectos de infraestructura educativa. Se estableció que en el gobierno del presidente Juan Manuel Santos se prometieron 50.000 aulas para niños en situación de extrema pobreza y solo se entregaron 1.300. Adicionalmente, el Gobierno invirtió más de $700.000 millones y dejó 8.000 aulas en riesgo alto.

Además de los miembros de la junta administradora del Fondo de Infraestructura Educativa, también se abre proceso de responsabilidad fiscal en contra de funcionarios del Ministerio de Educación y en contra de 15 contratistas de obra que participaron de este proceso.

Entre los procesados están Mota Engil, su presidente Pedro Da Costa Ferreira, Mota Engil Perú, Graña Montero sucursal Colombia, la misma compañía  relacionada con el caso Odebrecht, Constructora Colpatria, Nuevo Horizonte, la cual pertenece a Germán Mora Insuasti quien también está involucrado en las denuncias de Vivienda de Interés Social.

Según la Contraloría, dentro de las entidades afectadas también están el Ministerio de Educación y 50 entidades territoriales.

LA ORDEN

De acuerdo con el documento de la Contraloría “se ordena el cierre de Indagación Preliminar y la apertura del Proceso Ordinario de Responsabilidad Fiscal a Construcciones S.A, representada legalmente por Fernando Marín Valencia, o quien haga sus veces, miembro del Consorcio Grama-Otacc Co0legios Santander, en calidad de contratista de obra del Plan Nacional de Infraestructura educativa”.

También están la firma G.M.P. Ingenieros representada legalmente por Gustavo Antonio Petro, o quien haga sus veces, como miembro del Consorcio Infraestructura Educativa 2016, y como contratista a nombre propio, Santander Eliecer Mafioly Cantillo, Miembro del Consorcio Infraestructura Educativa, Germán Eugenio Mora Insuasti, integrante de la Unión Temporal Men 2016, en calidad de contratista, la firma Ávila SAS representada por Antonio Ramón Ávila Chassagne, miembro de la Unión Temporal Educar Oriente, representada legalmente por Schuster Bejman Samuel, e integrante de la Unión Temporal Educar Oriente.

LOS PROYECTOS

También se conoció que el Fondo de Infraestructura Educativa ya entregó los proyectos que quedaron inconclusos y que, según la entidad, no fueron terminados por cuenta de los incumplimientos de la multinacional Mota Engil.

Al respecto, la directora del Fondo, Adriana González, dijo que “abrimos nuevas convocatorias para nuevos contratistas, vamos a reasignar estos proyectos. Ya hemos firmado más de diez contratos de reinicio de obra”.

Además, González precisó que con esta nueva contratación se han aplicado los principios de la contratación pública.

Cabe recordar que durante tres meses se adelantó la investigación sobre la corrupción tras la multinacional portuguesa, a la que la administración del presidente Juan Manuel Santos le entregó tres contratos por $1,3 billones para la construcción de 50.000 aulas para niños en extrema situación de pobreza.

Sin embargo, aunque la multinacional tenía que construir más de 200 colegios, solo construyó 17, por lo que más de 10.000 niños se quedaron sin colegio y se vieron comprometidos más de tres billones de pesos.

REASIGNACIONES

En septiembre  pasado, el Fondo de Infraestructura Educativa  entregó los proyectos que quedaron inconclusos y que según la entidad no fueron culminados por los incumplimientos de la multinacional Mota Engil.

Las  reasignaciones se realizaron en Valle del Cauca: en Pradera en la Institución Francisco Antonio Zea; en Dagua, el colegio El Palmar; en Ginebra, IE Inmaculada Concepción; en Versalles IE Carlos Holguín Sardi y en Guacarí, Normal Superior Miguel de Cervantes Saavedra.

En Medellín se cambió de contratista en el colegio Barrio Olaya Herrera; en Guadalajara de Buga, en el IE José maría Villegas Sede Leonardo Tascón e IE Técnico Agrícola; en  Popayán la IE Tomás Cipriano y en Palmira IE Ciudadela Megacolegio.

También podría gustarte