Nueva reunión sobre salario mínimo terminó sin acuerdo

572

Sin un acuerdo terminó la reunión del salario mínimo de los colombianos para 2020, al cumplirse la quinta reunión de la mesa de concertación de políticas laborales y salariales.

El Gobierno sorprendió en la reunión al presentar una propuesta del 5.2% lo que equivale a $973.255, una cifra que se acerca a la de los empresarios que anunciaron el 5 % equivalente a $971.405 con un incremento de $46.257.

Las centrales obreras, en medio de la discusión, anunciaron que su propuesta se mantiene firme en 8.1 % que llevaría al millón de pesos el salario mínimo.

El presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, anunció que tras no llegar a un acuerdo se van a realizar unas reuniones bilaterales que pueden ser de forma presencial o por teléfono para tratar de llegar a unos acuerdos.

“Para negociar se necesitan unas propuestas flexibles y esperamos en las conversaciones poder llegar a unos acuerdos”, manifestó.

Sin embargo, el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Diogenes Orjuela, señaló que su propuesta es ajustada a la economía y a la realidad del país.

“Nosotros guardamos la esperanza de que los empresarios y el Gobierno puedan reflexionar y acepten esta cifra”, dijo.

A su vez, dijo que en los diálogos bilaterales se trabajará por presentarles a los empresarios la importancia de su propuesta del millón de pesos.

“En las conversaciones los vamos a convencer de la bondad que le traería para la economía de Colombia la propuesta de llevar el salario mínimo al millón de pesos”, sostuvo.

La ministra de Trabajo, Alicia Arango, dijo que para poder explorar se tienen que sentar y hablar, y eso es lo que se va a hacer en las reuniones bilaterales para tratar de llegar a unos acuerdos.

“El gobierno está en 5.2% pero hay que hablar porque se puede registrar un aumento en otros valores que hacen parte del salario mínimo”, afirmó.

La funcionaria dijo que esta cifra que se propone está por encima de la inflación y es parecida a lo del año pasado.

“Nosotros tenemos la mejor voluntad, pero no nos pueden poner una camisa de fuerza porque el gobierno tiene unas reglas que cumplir. Nos llevan a poner en la decisión más aburridora que es el decreto, el cual tendría que definirse hasta la semana entrante, aunque el plazo es para el 30 de diciembre”, afirmó.

Fuente: Sistema Integrado de Información
También podría gustarte