Fuerza colectiva por los derechos del compositor colombiano

Apoyar a Sayco es aportar al bienestar de miles de compositores y autores colombianos.

Por primera vez una mujer asume el cargo de presidenta de la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia.

La sociedad que reúne a los autores de inolvidables composiciones musicales se fortalece en más de siete décadas de historia.

El 2019 ha sido un año de logros para la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia (Sayco), así lo manifiesta su gerente general, César Ahumada, quien enfatiza en la labor que junto a su equipo de colaboradores se ha realizado, en pro de la salvaguarda de los derechos de autor de los más de 9.000 socios que la conforman.

Entre los principales objetivos alcanzados destaca el mejoramiento del recaudo sobre las obras que son interpretadas en los diferentes eventos que se realizan en el país, y en el exterior. “En el 2018 tuvimos un incremento del 13%, y mi compromiso fue mejorarlo. Esperamos cerrar el año con una cifra superior”, dice.

Asimismo, el indicador de no conformidades por irregularidades en procedimientos, encontradas por la Dirección Nacional de Derechos de Autor, ha sido drásticamente reducido, y se espera que para 2020 no exista ni un solo hallazgo en ese sentido.

“Otro logro es haber podido adelantar procesos jurídicos en contra de gestores individuales que inescrupulosamente se están apropiando del recaudo de los compositores, siendo esta una práctica ilegal. Las demandas ya han empezado a dar fruto, con la condena de algunos empresarios, por no pagarle a Sayco, que es el que realmente representa las obras que son interpretadas en sus eventos”, agrega Ahumada.

De otro lado, han sido saldadas a 2018 las deudas que como Sociedad de Gestión Colectiva tenía con las más de 110 sociedades hermanas con las que ha suscrito convenios de reciprocidad, dada la intervención de la que fue parte en el pasado.

Esto ha abonado el terreno para que se dé un reposicionamiento de marca a nivel internacional, evidenciado en el otorgamiento de un lugar en el Comité Latinoamericano para la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (CISAC), el cual ocupa actualmente Rafael Enrique Manjarréz Mendoza, vicepresidente del Consejo Directivo de Sayco, en representación de todos los autores y compositores colombianos ante el mundo.

 “Estamos en el cometido de llevar a la CISAC la realidad de nuestra sociedad, para que ese estamento de talla internacional nos acompañe en el propósito de legitimar y posicionar a Sayco para que esa labor redunde de manera directa en beneficio de los compositores colombianos que la conforman. Esta es la segunda vez que tenemos un lugar en este comité”, asegura el maestro Manjarrez.

Otra buena noticia fue el nombramiento de la maestra Rita Fernández Padilla como presidenta del Consejo Directivo, posición que la ubica como la primera mujer en asumir este cargo en la historia de más de siete décadas de Sayco. Como comenta Ahumada: “La maestra Rita le da mayor credibilidad a la gestión que se viene adelantando. Su nombramiento fue recibido con beneplácito por todos los socios, quienes reconocen su trayectoria musical”.

Al respecto, ella misma manifiesta que este nombramiento lo recibe con humildad y gratitud. “Por tradición esta Sociedad ha sido mayoritariamente masculina, y en una empresa de casi 75 años de existencia es la primera vez que una mujer ha sido elegida por unanimidad, es un compromiso muy serio, y un respeto muy grande que le debo a los socios”, dice Fernández.

UNA GERENCIA DE PUERTAS ABIERTAS

Ahumada recibe con beneplácito las expresiones de cariño de los compositores y autores colombianos que reconocen su trabajo. Como él dice: “me llenan de más valentía para seguir luchando en defensa de sus derechos. Hemos tenido empatía, en buena parte a raíz de los resultados que se han venido dando de la mano de Dios, el apoyo del Consejo Directivo y un equipo profesional de colaboradores”.

En dos años de gestión, su Gerencia ha sido “de puertas abiertas” para todos los socios, con una actitud siempre dispuesta a escucharlos y, en la medida de lo posible, a solucionar sus requerimientos, aun siendo atendidos sin cita previa.

Frente a la administración actual de la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia, la presidenta del Consejo Directivo, Rita Fernández, afirma que su mirada es optimista. “Estoy muy centrada en lo que es el avance de la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia porque tenemos una administración excelente. Mi cargo no tiene injerencias en lo administrativo, pero estoy muy segura de que la actual Gerencia está actuando con el mayor respeto por los derechos de autor, con todo el detalle, para que la empresa marque de manera impecable y vaya por el mejor de los caminos”.

Por su parte, el vicepresidente del Consejo Directivo, Rafael Manjarréz Mendoza, señala que “Sayco viene en un proceso de menos a más, entendido lo primero como una circunstancia aciaga que no correspondía realmente a la realidad de la sociedad, sino que fue víctima de una campaña de desprestigio por algunos agentes externos, que la vilipendiaron de manera perversa durante mucho tiempo”.

Por eso celebra que la Sociedad esté despuntado, gracias como dice a la idoneidad y el compromiso gerencial, y el acompañamiento del Consejo Directivo, que hoy es reconocido por los más de 9.000 autores que, como él, hacen parte de Sayco.

“Quiero decirle al ciudadano, a la empresa pública y privada, que no olviden que nosotros hacemos parte de la identidad de Colombia en el mundo, donde lo reconocen por su música. Nosotros colaboramos en el coloquio, en los ratos agradables, en los festejos y hacemos parte de la memoria emotiva del país. Apoyar a Sayco es apoyar a los miles de compositores y autores colombianos cuyo sustento se basa directamente en la representatividad de su derecho”, recuerda el maestro Manjarrez.

Adelante en gestión social

Como lo advierte la maestra Fernández, su reto como nueva presidenta del Consejo Directivo de Sayco es tan grande como la Sociedad misma, razón por la cual de la mano de Bienestar Societario y el área de Comunicaciones lidera los programas que van en pro de la promoción y fortalecimiento de los autores colombianos.

Acerca de los alcances de dicha gestión, el Gerente General de Sayco, resalta que la Sociedad no solo se dedica al recaudo y la distribución, sino que su área social cada día está más consolidada, para atender las necesidades de los socios, incluida la celebración del Día Nacional del Compositor en las 21 regionales durante cinco jueves entre octubre y noviembre.

Entre las cifras clave Ahumada destaca: Programa de apoyo económico para 93 afiliados, por valor de 143 millones de pesos; 78 auxilios por calamidad que suman 302 millones de pesos; 108 auxilios por enfermedad catastrófica, que ascienden a 967 millones de pesos; 23 auxilios por salud por 150 millones de pesos; 37 auxilios por única vez que suman 42 millones de pesos; 17 bonificaciones por 77 millones de pesos; 215 reconocimientos económicos por 1.986 millones de pesos; más de 9.900 horas de estudio de grabación utilizadas por 250 millones de pesos; 1.541 auxilios para pago de salud por valor de 2.000 millones de pesos; 14 pensiones subsidiadas por cinco millones de pesos; y 3.600 pólizas exequiales por valor de 310 millones de pesos.

El que paga mal, paga dos veces

Gestores individuales habrían cobrado ilegalmente más de $15.000 millones en los últimos dos años.  Sayco tiene el 98 % de la administración de las obras tanto nacionales como internacionales.

La ilegalidad en el recaudo de los derechos de autor de los compositores representa un riesgo para empresarios y organizadores de eventos musicales en Colombia.

De acuerdo con la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia (Sayco), desde hace poco más de seis años se ha venido extendiendo por el país una práctica ilegal que cobra el dinero por concepto de derechos de autor de los compositores nacionales, y en algunos casos internacionales, captando dinero sin contar con la representatividad de dicho patrimonio.

Los llamados gestores individuales son una figura aprobada en la Ley, sin embargo, a causa de la sentencia 509 de 2004, han tergiversado su función, extralimitándose en la recaudación de derechos de autor que no representan, y de esta manera estafando a empresarios, organizadores de eventos musicales y servidores públicos.

 “Lamentablemente en Colombia se usan las interpretaciones legales a medias. Con un fallo respetable que, legítimamente valida el cobro individual de un repertorio de obras propias, los gestores individuales están delinquiendo. En los eventos importantes se cantan canciones conocidas, que son las que convocan público, y de las cuales ninguno de ellos es autor, por lo que es ilegal cobrar por los derechos de lo que no les pertenece”, denuncia Rafael Manjarréz, vicepresidente del Consejo Directivo de Sayco.

Él califica esta práctica como “perversa, delictiva y aberrante”, razón por la cual invita a las autoridades a llegar al fondo de esta problemática para que ayuden a acabar con un flagelo que le está haciendo daño al verdadero compositor, y a su familia.

Cabe aclarar que la mencionada sentencia de la Corte Constitucional les dio la posibilidad a los gestores individuales de recaudar los derechos de sus propias obras, no de terceros, ya que cada compositor tiene la libertad de auto representarse, y no pertenecer a Sayco. No obstante, eso no quiere decir que puedan cobrar en nombre de otros.

 “También es una tergiversación de la sentencia hacerle creer al empresario musical que es válido el ‘paz y salvo’ cuando las obras que serán interpretadas no son de autoría del gestor porque nadie puede cobrar por derechos de terceros, a excepción de la Sociedad de Autores y Compositores que tiene la representación legal”, advierte el compositor Jesús Vides.

Estos gestores individuales se han querido apropiar de manera inescrupulosa del derecho de los autores que hacen parte de Sayco, que representa a más de 9.000 compositores, quienes conforman el 98% de la música que suena a lo largo y ancho de Colombia.

César Ahumada, gerente general de Sayco, afirma que ya se han adelantado procesos jurídicos que han empezado a dar fruto, con la condena de algunos empresarios, por no pagarle a quien realmente representa las obras que son interpretadas en sus eventos. Infortunadamente estos procesos legales tardan en resolverse más de cinco años, tiempo en el cual el compositor no puede ser restaurado en su derecho como autor.

 “También se están presentando quejas disciplinarias en la Procuraduría General de la Nación, en contra de los alcaldes que permiten que esos gestores individuales se apropien del dinero de los compositores que nosotros representamos. Hemos logrado por medio de la Dirección Nacional de Derechos de Autor suspender algunos eventos, como medida cautelar, debido a que no han pagado los derechos de autor de las obras a interpretar”, dice Ahumada.

Y agrega que la Dirección Jurídica de Sayco tiene instrucciones precisas de interponer las demandas que sean pertinentes en cada caso, en los cuales muchas veces el empresario, con conocimiento de causa, decide pagar a un gestor individual para ahorrarse parte del dinero que legalmente debe pagar. Por lo general, se le cobra una tarifa por debajo del valor oficial que recauda Sayco, que cabe decir no está cobrando un impuesto, sino un derecho de autor.

INVITACIÓN A LA LEGALIDAD

El compositor Jesús Vides asegura “hay evidencias de que los gestores individuales han cobrado más de 15.000 millones de pesos en los últimos dos años, recursos que no les pertenecen y que no llegan obviamente a los compositores porque no hemos autorizado ese recaudo. ¿A dónde llega ese dinero? A los bolsillos de esta gente inescrupulosa”.

Cuando cualquier evento le paga a un gestor individual está incurriendo en un delito, ya que Sayco tiene el 98 % de la administración de las obras tanto nacionales como internacionales que escuchan los colombianos, aún de artistas internacionales gracias a los convenios de reciprocidad que ha suscrito con las sociedades de gestión colectiva en el exterior.

 “Los artistas y autores connotados no le van a dar su patrimonio a un gestor individual para que los represente, y gestione su patrimonio. Por eso decimos que se están aprovechando de esa libertad de auto representación que hemos mencionado”, resalta Vides.

Como él, los más de 9.000 socios han realizado campañas para encender las alarmas y hacer un llamado a las Alcaldías, Secretarías Culturales, organizadores de eventos, empresarios y usuarios de la música, recordándoles que el recaudo de sus obras debe ser cancelado a Sayco y no a gestores individuales que no los representan y así acabar con la desinformación que existe sobre el pago de sus derechos musicales.

Recordando además que es el decreto 3942 de 2010 mediante el cual se autoriza a Sayco como su única entidad recaudadora de la gestión de los derechos patrimoniales de sus obras, no obstante, gestores individuales se encuentran en la actualidad sin ninguna autorización haciendo el recaudo de las canciones y este dinero no está llegando a los artistas.

Desde la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia, la invitación para empresarios y organizadores de eventos es a sumarse a la legalidad, para que no se dejen engañar y cancelen los derechos de autor a quienes realmente representan las obras. Hacer el pago legal de los derechos de autor de los compositores es reconocerlos como parte de la identidad de Colombia en el mundo.

Y a los servidores públicos, la recomendación es revisar a quién le dan el permiso para organizar los eventos, de manera que se pueda impedir que se presenten estos hechos delictivos. En el corto plazo, Sayco presentará alrededor de 120 demandas civiles contra empresarios y gestores individuales; y contra funcionarios públicos 45 quejas disciplinarias.

También podría gustarte